Loading...
Loading...

En un evento que parece salido como de un reality televisivo, KimKardashian y el presidente Donald Trump tuvieron una reunión cara a cara en la Oficina Oval de la Casa Blanca.

Hacia las 4:45 PM, hora local, la estrella de Keeping up with the Kardashians (E!) arribó a la residencia oficial para reunirse con Trump -quien por años también fue toda una celebridad de telerrealidad con el show The Apprentice, de NBC– y su yerno, JaredKushner. “[La junta fue] bien”, exclamaron fuentes de la Casa Blanca a Pagesix.com.

Vestida completamente de negro, y sin sus acostumbrados escotes sensuales o ropa entallada, la doña estuvo acompañada de su abogado, Shawn Holley, quien estuvo a mano para ayudarla a tratar el tema central de la reunión: una solicitud de perdón para AliceMarie Johnson, una tatarabuela de Memphis que lleva más de 20 años tras las rejas por un crimen relacionado al tráfico de cocaína.

Al parecer, la reunión requirió de meses de preparativos y fue posible gracias a la intervención de la hija del presidente, Ivanka Trump, quien conoció a Kardashian hace un tiempo.

Tras la reunión, Trump publicó una foto de ambos en su oficina.

La tarde misma de la reunión, Kardashian emitió un comunicado para darle a Trump las gracias. “Quisiera agradecer al presidente Trump por su tiempo esta tarde. Es nuestra esperanza que el presidente le otorgue clemencia a la Sra. Alice Marie Johnson”, dijo la diva de 37 años. “Soy optimista sobre el futuro de Mrs. Johnson y tengo la esperanza de que ella -como muchos otros- puedan recibir una segunda esperanza en la vida”.

De acuerdo con el diario The New York Post, tras su paso por la Casa Blanca, Kardashian se fue a cenar con Kushner y su esposa a su residencia de Washington D.C.

Por cierto que el marido de Kardashian, Kanye West, no estuvo presente en la junta. Y eso que es gran admirador de Trump ¿será que no lo invitaron?

Fuente

Loading...