Danilo Medina

El presidente Danilo Medina afirmó ayer que pierda o gane en las próximas elecciones, en el 2020 termina porque no vuelve a ser candidato a la Presidencia “nunca más”, negó que use los recursos del Estado en la campaña electoral, porque ha “cerrado todas las válvulas del despilfarro”, y afirmó que no tomará licencia en el cargo para realizar actividades proselitistas propias del período, porque la ley no se lo prohíbe.

El jefe de Estado aseguró que desde el Poder Ejecutivo “hace lo indecible” para hacer un gobierno transparente y al ser cuestionado sobre las quejas de la oposición en el sentido de que el Gobierno derrocha los recursos del Estado en actividades proselitistas, aseguró que no maneja el dinero a su voluntad.

“Me pueden acusar de cualquier cosa, menos de eso, porque el dinero del Estado está ahí. El presupuesto de la República Dominicana es el más predecible. No sé en qué me pueden decir que estoy despilfarrando, si yo lo que he hecho es cerrar todas las válvulas del despilfarro”, precisó el mandatario durante una reunión con los directores de medios impresos adscritos a la Sociedad Dominicana de Diarios.

Dijo que el dinero público está siendo usado para mejorar la calidad de vida de la gente, construyendo escuelas para los niños pobres, mejorando los hospitales, ampliando la seguridad social, mejorando el transporte de pasajeros y construyendo carreteras y caminos vecinales.

Subrayó que inició su campaña después del plazo legal establecido y que no tiene la culpa de que la oposición haya “botado sus municiones al principio” al iniciar actividades desde hace más de un año, con la intención de bajarle su posicionamiento.

“Yo me crucé de brazos en ese año de campaña y les di la cancha abierta para todo, pero no puedo quedarme de brazos cruzado en medio de la campaña, porque entonces qué campaña voy a hacer”, indicó.

Afirmó que después del 2020 pasa al retiro, aunque no al retiro de la política, porque seguirá trabajando al lado de sus compañeros del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), organización que –dijo- no toleraría la reelección continuada ni la sociedad tampoco. Precisó que cuando un Presidente se perpetúa en el poder, evita el surgimiento de un nuevo liderazgo.

“Puedo ser candidato a cualquier otra cosa, aunque espero no seguir candidateándome a nada. Yo termino en el 20. Yo no puedo ser candidato nunca más, nunca más, pierda o gane, nunca más puedo ser candidato. Mi período termina, si tengo el favor de Dios, ganando o perdiendo, si no lo tengo. Ahí termino todo. Lo estoy diciendo claramente: yo no vuelvo en el 20 y no puedo ser jamás”, informó el mandatario.

No hay tradición de debates

Aunque no descartó por completo ir a un debate electoral como le está reclamando Luis Abinader, candidato del opositor Partido Revolucionario Moderno (PRM), dijo que en el país no ha habido tradición de debates y que, “generalmente el que está cómodo arriba no quiere debates, esa es la historia”.

“Yo ni lo niego, ni le digo que sí ni le digo que no. Avancemos un poco más y entonces cuando estemos más cerca del proceso, veremos. Si es necesario un debate, pues que se vaya (a un debate) si la población tiene una posición definida y decidida… (pausa ) Hay un refrán que dice que lo que está quieto se deja quieto”, expresó Medina. Dijo, además, que antes del 15 de marzo anunciará quién será su acompañante en la boleta. Aunque ya tiene en mente quien será la persona que ocupará la candidatura vicepresidencial, afirmó que tiene que comprobarlo con algunos estudios de mercado.

Medina también reveló que algún día escribirá las razones políticas que lo movieron a tomar la decisión de repostularse en el cargo. Sin embargo, argumentó que lo hizo porque el 80% de la población lo pedía y porque hay una obra de gobierno que ha iniciado y que amerita de más tiempo para terminarla.

Sistema de partidos está amenazado

El Presidente consideró que el sistema de partidos está “amenazado” por la ausencia de controles y disciplina interna de las mismas organizaciones, las que perdieron la soberanía –dijo- cuando aceptaron recibir fondos públicos, por lo que deben dejarse gerenciar en sus procesos internos por la Junta Central Electoral (JCE) para que la democracia interna, que ha perdido esplendor, sea creíble.

“Los partidos han dejado de tener capacidad para gerenciar sus procesos internos, incluyo al PLD en eso”, expresó el jefe de Estado, al tiempo de destacar la necesidad de que sea aprobada la ley de partidos.

Agregó que “ya en política aquí no se tiene el concepto de proyecto. El concepto colectivo se ha perdido, una gente capaz de matar porque no me permitan participar en la primaria”.

La delincuencia y sus raíces

El Presidente aseguró que la delincuencia que azota al país tiene mucho que ver con la ausencia de valores referenciales en los barrios y a la falta de oportunidades para los jóvenes. Dijo que las represiones policiales no resuelven ese problema, sino las políticas de inclusión social. “La violencia se resuelve con políticas que den esperanza a los jóvenes”, aseguró.

Sostuvo que deben ser creadas las condiciones para que todo el que se prepare en el país pueda obtener un empleo. Expresó que debe garantizarse salud, educación, salarios justos y seguridad social, para una mejor estabilidad en la sociedad y para lo cual-dijo- está trabajando. Aseguró que en el país se están creando 10 mil empleos mensuales que han contribuido a mejorar esa parte.

“Si no establecemos políticas inclusivas, nosotros no vamos a resolver el problema de la violencia. Hay que resolverlo con políticas de combate a la desigualdad y a la pobreza, que incluya a los nini, (a los jóvenes que ni estudian ni trabajan)”, dijo. Asimismo, consideró que se debe seguir mejorando la Policía Nacional.

“Es verdad que hay policías corrompidos, pero es por lo mismo, bajos salarios, no tienen todavía las condiciones mínimas”, admitió, sin embargo, resaltó que se está avanzando hacia el progreso de la institución.

En ese sentido, afirmó que “este país va por el camino de la creatividad y hemos tenido que vislumbrar cosas que en el pasado no se vislumbraban”.
Mencionó como ejemplo, la construcción de viviendas, las cuales –dijo- nunca serán suficientes por más que construyan los gobiernos.

Aseguró que por esa razón, se “inventaron” la alianza público-privada para construir viviendas de bajo costo y anunció que para este año hay unas 62 mil viviendas en carpeta para construirse.

“Lo que hay que tener es imaginación para manejar un Estado con recursos escasos”, aseguró el Presidente.

Barrilito y campaña electoral

Al ser cuestionado respecto a la posibilidad de suspender desde el Ejecutivo, durante la campaña electoral, el fondo para ayuda social que operan los legisladores, el jefe de Estado expresó que es fiel creyente de la separación, que “hay separación de poderes”. Explicó que todo debe hacerse por ley y que el “barrilito” como se le conoce a esa asignación, está en la Ley de Presupuesto. “Yo debo cumplir la ley”, sentenció.

“En el país se entiende que un diputado o senador debe tener capacidad para ayudar, para poder vincularse a la comunidad. Lo importante es control y la supervisión (…) si la Junta Central Electoral entiende que debe regular, no sé si tendrá facultad para ello, porque es una ley”, dijo.

Corrupción y falta de persecución

Preguntado sobre el tema de la corrupción y la persecución a los delitos, el Jefe de Estado aseguró que desde el Gobierno se están tomando medidas en esa dirección. Asimismo, minimizó el sonado caso de corrupción destapado tras el suicidio de un arquitecto en la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE).

“¿Cuál ha sido el escándalo que ha habido? Lo de OISOE, de que un tipo le cogió un préstamo, le hizo una sesión de crédito del último pago que tenía que hacer porque estaba constantemente endeudándose, que puede involucrar unos seis millones de pesos cuando se han dado 90 mil millones por esa vía, y lo único que ha resultado ser es eso”, aseveró Medina.

Refirió que cada vez hay más controles en términos generales para evitar el encubrimiento de la corrupción en las instituciones.

“En el pasado era fácil conseguir una obra por una llamada, hoy en día nadie se atreve a acercarse a mí a que le dé una obra, porque hay una ley que dice que usted tiene que licitar y si se la ganó se la ganó, pero el Presidente no puede premiar a los amigos con obras. Sencillamente tiene que someterse a la ley 340”, sostuvo el Presidente, al tiempo de resaltar que esa misma línea es seguida en instituciones como Ministerio de Agricultura, donde los permisos de importación deben ser subastados públicamente.

“El sistema de subasta pública le ha dado ya al Estado una gran cantidad de recursos, que estoy dejando en el Ministerio de Agricultura para que haga las inversiones que tiene que hacer en el campo”, precisó.

El mandatario consideró que el reto, en referencia a los procesamientos de jueces, “le corresponde a la Justicia y al Ministerio Público”.

En ese sentido, aseguró que en lo que lleva de mandato no ha recomendado para nombramiento “ni un solo fiscal” y que las cosas que pasan “fuera del área Ejecutiva no me corresponden a mí”.

“Nosotros estamos haciendo todo lo indecible para hacer un gobierno transparente y creo que lo estamos logrando porque, pueden decir lo que quieran en la calle, pero yo no veo cuáles son los escándalos que tenemos”, afirmó Medina.

La reunión de los directores de los periódicos con el mandatario inició a las 11:00 a.m., con un café en el Salón Privado del jefe de Estado. Luego de media hora, pasaron al Salón Verde, donde por una hora y media, Medina dialogó con los invitados. A la 1:00 de la tarde pasaron al Salón Comedor donde el Presidente les ofreció un almuerzo.

Participaron en el encuentro Persio Maldonado, presidente de la Sociedad Dominicana de Diarios y director de El Nuevo Diario; Osvaldo Santana, director del periódico elCaribe; Rafael Molina Morrillo, de El Día; Miguel Franjul, del Listín Diario, y también Ingrid González, subdirectora de La Información, de Santiago. Además estuvieron, Adriano Miguel Tejada, director de Diario Libre; así como Bolívar Díaz Gómez y Bienvenido Álvarez Vega, directores de El Nacional y del Hoy, respectivamente.

Medina también habló sobre la agenda dominicana con Haití, el tránsito urbano y las demandas de la UASD.

US$15,000 MM por deuda pública

El Presidente también se refirió a aspectos de índole económica. En ese sentido, aseguró que los que critican el modelo económico de su gestión, basándose en el financiamiento externo del país, es porque carecen de información suficiente. Sostuvo que su gobierno ha tenido ‘la habilidad’ para manejarse con el problema de ingresos y egresos de divisas y mantener equilibrado el tipo de cambio.

Informó que por concepto de la deuda pública el Estado ha pagado 15 mil millones de dólares en los más de tres años de gestión, gracias a la política “seria, responsable de sólo gastar en lo que se debe gastar” y “bien diseñada como la tiene el Gobierno”.

Indicó que la deuda del sector público está en 32% del PIB y del sector público consolidado, que incluye el déficit cuasi fiscal del Banco Central, está en 46%. “Eso es una deuda manejable”, sentenció Medina.

Aseguró que por primera vez en la historia del país, se están recibiendo por encima de 20 mil millones de dólares por año de ingreso de divisa. Sin embargo, admitió que para que se diera esa situación el país ha sido “ayudado”, porque se ha reducido la factura petrolera.

“Vamos en la dirección correcta de corregir. El déficit fiscal está en dos puntos y alguito. Esta economía está saneada”, dijo el mandatario.

Dice paros en hospitales fueron en peor momento

El presidente Medina consideró que paralizar los hospitales “de una manera olímpica” no ha sido el mejor mecanismo utilizado por el Colegio Médico Dominicano para conseguir un aumento salarial, porque no se puede comenzar con el recurso extremo. Afirmó que la medida ha sido tomada en un momento inapropiado en el que hay una emergencia internacional sobre una enfermedad como el Zikavirus que puede afectar, incluso, a futuras generaciones.

Exhortó al gremio que agrupa a los profesionales de la medicina a buscar el diálogo y la concertación como la vía expedita para conseguir las reivindicaciones que reclaman.

“No puede comenzar un proceso de demanda paralizándolo todo. Yo creo que lo correcto hubiese sido comenzar el diálogo con el Ministerio de Salud y si no se avanzaba en el Ministerio de Salud Pública, entonces agotar la instancia del Poder Ejecutivo para ver qué salida se busca”, precisó Medina, quien tampoco descartó que en las acciones del gremio de la salud haya motivaciones políticas “porque es en un proceso electoral que estamos”. “Yo no lo descarto”, dijo el Presidente.

Negación
La Ley no me obliga a tomar licencia y no lo haré porque aquí no se lo pidieron a Hipólito Mejía, ni a Leonel. ¿Por qué a mí?”.

Lamento
Se ha empezado mal el proceso de lucha por mejoras salariales en el sector salud. No se puede comenzar con el recurso extremo”

FUENTE