image

 

Monica Monroe, una de las dos prostitutas que dio servicio a Lamar Odom en el burdel de Nevada, dijo que ella sólo quiso ayudar al esposo de Khloé Kardashian cuando lo vio inconsciente la semana pasada.

“No hice nada malo, le salvé la vida”, comentó la sexoservidora a Daily Mail, quien no entró en detalles sobre lo que hizo, junto a su compañera que se hace llamar Ryder Cherry, con la ex estrella de la NBA.

Monroe aseguró que cuando entró a la habitación vio que de la boca de Lamar salía espuma, por lo que alarmó a los encargados de Love Ranch para que lo trasladaran al hospital.

Una vez que la policía la interrogó sobre el caso, Monroe aseguró que desconocía sobre las drogas que había consumido Lamar antes de su encuentro.

Fuente