Mein Kampf de Hitler en Alemania-RACCOON KNOWS

No hay ningún tabú mayor en Alemania que volver a publicar el manifiesto de Adolf Hitler Mein Kampf. Pero historiadores en Múnich lo están rompiendo.

El Instituto de Historia Contemporánea está reimprimiendo el libro del dictador y, a partir de la próxima semana, estará a la venta en librerías por 59 euros (63 dólares).

No aparecerá en su forma original, sino que incluirá muchas anotaciones en las que se señalarán las “mentiras, medias verdades y despiadadas invectivas” detrás de una visión nazi de las hostilidades que condujeron a la muerte de decenas de millones de personas en la II Guerra Mundial, dice el instituto.

La nueva edición es posible en Alemania porque los derechos de autor de Mein Kampf (“Mi lucha”) expiraron el 31 de diciembre, 70 años después de la muerte de Hitler.

Al final de la Segunda Guerra Mundial, los aliados le transfirieron los derechos de autor al Estado alemán de Baviera, el cual los aplicó para imponer una prohibición de reimpresión.

Exponiendo la maldad histórica

Dado que ya vencieron los derechos de autor, los historiadores se ven obligados a ser las personas a cargo de su reimpresión. La versión presenta una perspectiva a posteriori meticulosamente documentada del terror Nazi como un reflejo de las intenciones originalmente declaradas del partido. Pretende echarlos a perder para aquellos que actualmente aún podrían sentirse atraídos por ellos.

“Pretende deconstruir rigurosamente la propaganda de Hitler de una manera duradera y de este modo minar el poder simbólico efectivo que aún tiene el libro”, dijo el Instituto de Historia Contemporánea.

Los discursos enfáticos de un demente podrían no haber sido de interés histórico sino se hubieran convertido en una horrible realidad, dijo el instituto. Hitler declaró con anticipación, de una manera única, los horrores que desencadenaría en Europa, contra los judíos y otras minorías, así como en el mundo.

El “Mein Kampf” originalmente contaba con unas 600 páginas y el libro mostraba una fotografía de Hitler con el título plasmado sobre una franja roja.

Las anotaciones aumentan la versión del instituto —la cual tiene el título de “La lucha de Hitler” (subtítulo: “Una edición crítica”)— a un total de aproximadamente 2.000 páginas. Su cubierta es sombría, color gris y sin ninguna ilustración.

El sistema de justicia de Alemania ha determinado que cualquier reimpresión o distribución del libro original sin la anotación apropiada continuará siendo ilegal.

Las grandilocuentes estratagemas de Hitler

“Mein Kampf” ha sido la documentación más importante de las intenciones de Hitler. Lo escribió en dos volúmenes entre 1924 y 1926 antes de que los Nazis tomaran el poder.

En su estratagema para tomar el poder, los Nazis —forma abreviada del Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán— intentaron un golpe de estado prematuro en 1923. El partido fue prohibido y Hitler fue enviado a prisión.

Ahí escribió gran parte del primer volumen, el cual es principalmente una pretenciosa autobiografía y una historia del partido.

El segundo volumen, escrito principalmente en un retiro en la montaña, detalla los planes de los Nazis.

El estilo de escritura de Hitler está lleno de sermones enrevesados y formulaciones grandilocuentes.

“Difícilmente exista un libro que esté más sobrecargado con tal magnitud de mitos que despierte tal disgusto y ansiedad, que encienda la curiosidad y provoque la especulación, al mismo tiempo que irradie un aura de misterio y prohibición”, dijo el instituto.

Manejando la historia de forma creíble

El Instituto de Historia Contemporánea tiene un largo registro de seguimiento de procesar históricamente los escritos de Hitler.

Ha publicado ediciones que contienen anotaciones de los “Hitler’s Speeches, Writings and Directives, 1923-1933” (Discursos, escritos y directrices de Hitler, 1923-1933), el “Hitler’s Second Book” (El segundo libro de Hitler) y los diarios de los Nazis de alto rango, Joseph Goebbels y Alfred Rosenberg.

Publicar una versión críticamente comentada del “Mein Kampf” es coherente con el historial de publicaciones de otros documentos Nazis y es una conclusión necesaria para tal documentación, afirmó el instituto.

En realidad, el hecho de romper ese tabú ya no es algo tan significativo en la era digital, dijo el instituto. Los alemanes fácilmente pueden obtener copias de la versión en inglés del “Mein Kampf” o encontrar el original que circula por Internet.

FUENTE