Alan Ramírez-Banda MS-Disparo-Atentado-Raccoonknows.jpg

 

Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCM) determinó que la agresión que sufrió la madrugada del sábado Alan Ramírez, cantante de la Banda MS, no fue directamente en su contra, pues, aparentemente, el agresor no sabía quiénes iban en la camioneta a la que le disparó con un arma de fuego.

Según los resultados de los dictámenes periciales de balística, se llegó a la conclusión de que no se trató de un atentado contra el vocalista, puesto que sólo se realizó una detonación desde afuera del vehículo y que la trayectoria de la bala es de atrás hacia adelante.

La camioneta en la que viajaba Ramírez con otras personas cuenta con vidrios polarizados que impiden la visibilidad hacia el interior de la unidad, detalle en el que coinciden las declaraciones de las siete personas que iban en el vehículo, incluyendo el lesionado.

Ramírez rechazó que fuera un atentado y dijo al Ministerio Público que no sabía quién pudiera ser el responsable.

En sus declaraciones estableció que no observó nada sospechoso, ni había recibido algún tipo de amenaza.

Al momento de los hechos destacó que se encontraba en el vehículo y que tras saberse herido, no supo que lo provocó.

El músico fue reportado fuera de peligro y se recupera luego del incidente, que aconteció cuando llegaba a un hotel en Polanco, en la Ciudad de México.

El ataque ocurrió alrededor de las 3:00 horas afuera de un hotel ubicado en Campos Eliseos. Ramírez resultó herido en el cuello del lado izquierdo, luego de ofrecer el segundo de tres conciertos en el Auditorio Nacional, por lo que fue ingresada al Hospital Español.

En la PGJCM señalaron que la Policía de Investigación continúa las pesquisas y analizarán los videos de las cámaras de la zona y del hotel para ver si hallan otros elementos.

Hasta el momento, ya declararon ocho personas, entre compañeros y colaboradores del vocalista, y se espera que también declare personal de seguridad del hotel.

Gente contactó ayer a Alex Jiménez, publirrelacionista de la Banda MS, quien se negó a proporcionar información sobre el estado de salud de Alan Ramírez.

Dijo que será a través de comunicados de prensa como se darán actualizaciones del caso.

‘Son cosas fortuitas’La agresión que sufrió Ramírez es un caso fortuito, consideró la Delegada en Miguel Hidalgo, Xóchitl Gálvez.

“La información que tenemos sí confirma que fue una esquirla, no una bala, la que se le incrustó al cantante. De todas maneras tiene que ver con un arma de fuego y no se ha podido identificar de dónde procedió.

“Aparentemente no fue un atentado específico contra esta persona, son cosas fortuitas que pasan en una Ciudad como es la de México”, comentó ayer Gálvez.

Respecto a los conciertos que se celebran en el Auditorio Nacional, aseguró que son evento seguros, ya que se despliegan alrededor de 700 elemento para cuidar a los asistentes.

“En general un concierto es muy seguro”, destacó.

Reconoció que el tema de seguridad es un pendiente en el que hay que trabajar, pues aunque la Policía capitalina proporciona datos positivos para la zona, la percepción de la ciudadanía es distinta.

Derivado de la inquietud vecinal, precisó, desde hace tres meses se ha reforzado el operativo de seguridad principalmente en Polanco y Las Lomas, donde se presentan más robos a transeúnte y a casa habitación, respectivamente.

Lo niegan en hospital

Personal del Hospital Español negó ayer tener ingresado a Alan Ramírez, vocalista de la banda MS.

A diferencia del sábado, ya no hubo vigilancia por parte de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública en la entrada principal del nosocomio.

Tras solicitar informes del músico en la recepción de pacientes, la respuesta fue que no había quién atendiera a medios, sino hasta hoy.

Fuente