Samsung está diciendo que las baterías mal diseñadas y mal fabricadas fueron las causantes de los problemas de sobrecalentamiento que ocasionaron que algunos de sus teléfonos Galaxy Note7 se incendiaran.

“Nuestra investigación, así como las investigaciones realizadas por tres organizaciones independientes de la industria, concluyeron que las baterías fueron la causa de los incidentes del Note7”, dijo este lunes el mayor fabricante de teléfonos inteligentes del mundo.

Los resultados de la investigación de meses de duración son el segundo intento de Samsung para explicar lo que salió mal con el teléfono insignia. La primera vez, Samsung (SSNLF) culpó el problema a uno de sus proveedores de baterías, pero su respuesta inicial no pudo detener los informes de incendios y finalmente se vio obligado a matar el producto por completo.

Samsung revela por qué se incendiaron los Galaxy Note7-1-Raccoon Knows

El fiasco en el teléfono ocasionó miles de millones de dólares de pérdidas y manchó la marca de Samsung en todo el mundo.

Este lunes, Samsung e investigadores independientes dijeron que los problemas se encontraron en las baterías de dos proveedores diferentes, los que comenzaron a incendiarse justo después del lanzamiento del teléfono en agosto y también los utilizados como reemplazos.

La carcasa exterior de la primera batería era demasiado pequeña para acomodar los componentes en el interior, causando que se produjeran cortocircuitos y sobrecalentamiento, según las investigaciones. El sobrecalentamiento de la segunda batería proviene de otros defectos de diseño y un componente clave que faltaba.

“Me disculpo profundamente con todos nuestros clientes”, dijo Koh Dong-jin, presidente del negocio de comunicaciones móviles de Samsung, en una conferencia de prensa este lunes.

FUENTE