Ayer, una muy emocionada Selena Gómez subió al escenario a recibir el premio Billboard a la Mujer del Año 2017. Y aunque el homenaje, que años anteriores han recibido estrellas como Beyoncé, Taylor Swift y Lady Gaga es en sí razón suficiente para emocionar a cualquiera, en su caso tenía doble razón para estar agradecida: Su mejor amiga, Francia Raisa, le salvó la vida.

La galardonada estrella tuvo que respirar profundo para contener el llanto y, entre suspiros dijo:  “Para ser honesta, Francia debió recibir este premio… ella salvó mi vida. Me siento increíblemente afortunada”. En septiembre Gómez dio a conocer que se había sometido a un transplante de riñón y poco después reveló que fue su amiga, la actriz de The Secret Life of the American Teenager quien se lo donó.

Ataviada en un bustier de piel negro y pantalones de Versaci con cut-outs a tono, Gómez dio uno discurso muy conmovedor, en el que expresó su deseo por que las personas que respeta mucho el lugar en el que está  “porque sabía que quería formar parte de algo importante”. Así mismo agradeció a su equipo de trabajo y familiares “que han estado conmigo en momentos muy difíciles (…)”.

 La estrella de Disney Channel de 25 años, también indicó que ella considera que a través de su música h podido ilustrar las cosas que quiere y que le recuerda “un equipo de gente que cree en mí incluso cuando yo no lo hago”.
Finalmente aprovechó para agradecer a las generaciones anteriores de mujeres que abrieron el camino para que ella llegara a donde está hoy: “Estoy muy agradecida a todas las que vinieron antes,  que nos levantaron a todas. No podría estar aquí sin ustedes, así que gracias a todas las que inspiraron a aquellas niñas que creían tener una voz. Soy muy afortunada, las amo”.

Entre esas mujeres, dijo, están su hermana Gracie y señaló nuevamente a la amiga a quien le dedicó este honor, diciéndoles: “No sé cómo podré compensar lo que he recibido. Tal vez haga un álbum épico el año que viene para vosotros y para todos los demás”.  ¡Ojalá así sea!

Fuente