Sociedad

SANTO DOMINGO. Hoy, cuando se celebra el Día Mundial de la Libertad de Prensa, la Sociedad Dominicana de Diarios (SDD) aprovechó la ocasión para reiterar su demanda de que se desmonte, en un futuro no lejano, “todas aquellas normas jurídicas que todavía representan trabas y resabios autoritarios de épocas superadas”, en un comunicado que se publica íntegramente a continuación:

“Mensaje de la Sociedad Dominicana de Diarios con motivo del Día mundial de la Libertad de Prensa”.

Al cumplirse este 3 de mayo el Día Mundial de la Libertad de Prensa, la Sociedad Dominicana de Diarios ratifica su compromiso de luchar por todos los medios para defender y hacer valer el principio de que sin libertad de prensa no habrá sociedad libre y democrática.

A través de un ejercicio responsable de esa libertad contribuimos a crear las condiciones para que la construcción de la democracia sea un proceso irreversible en nuestro país, sobre la base del respeto a los derechos individuales y colectivos de todos los ciudadanos que ningún poder puede enajenar.

Por fortuna, la mayoría de los dominicanos ha ido asumiendo la importancia de vivir en una sociedad en la que el acceso a la información pública, su derecho a emitir, conocer y debatir todas las ideas sin restricciones, a reclamar transparencia y leyes justas, formen parte del entramado ideal para la convivencia social.

El carácter estratégico que tiene la prensa en este estado ideal no admite la aplicación de normas en su contra ni mucho menos regulaciones sobre los contenidos de los distintos medios que promueven el desarrollo de esta libertad, madre de las demás libertades.

Todo intento por tutelar esta libertad desde cualquiera de los poderes del Estado es inadmisible para los diarios que formamos parte de la SDD y atenta contra el pluralismo democrático y abre vías al totalitarismo. Esto cabe también para aquellos otros sectores que tienen incidencia en la vida del país y cuyos intereses se ven expuestos a menudo al escrutinio de la prensa, que sólo procura el imperio de la transparencia.

Aunque esta libertad de prensa está consagrada en la Constitución, es preciso recordar a todos aquellos que ejercen o aspiran a ejercer posiciones en cualquiera de los poderes del Estado que sus funciones no conllevan ningún privilegio especial para ignorar o irrespetar los fundamentos esenciales de este derecho o para promover medidas que lo coarten o lo limiten.

Aprovechamos el contexto que suscita la significación de esta fecha para ratificar nuestra aspiración de que en un futuro no lejano sean desmanteladas todas aquellas normas jurídicas que todavía representan trabas y resabios autoritarios de épocas superadas, permitiendo así la existencia de un clima más pleno y menos vulnerable de la libertad de prensa en nuestro país.

La mejor ley de prensa es aquella que nunca se dicta.

Por la Sociedad Dominicana de Diarios: Persio Maldonado, presidente, director de El Nuevo Diario; Miguel Franjul, secretario, director de Listín Diario; Adriano Miguel Tejada, Tesorero, director de Diario Libre; y los miembros Rafael Molina Morillo, director de El Día; Bienvenido Álvarez Vega, de Hoy; Osvaldo Santana, de El Caribe; Bolívar Díaz, de El Nacional, y Enmanuel Castillo, de la Información.

FUENTE