¿No puedes soportar los cólicos menstruales?¿Te producen un dolor que te dificulta las acciones de tu vida cotidiana? No te preocupes mas, estos tips para calmar el dolor menstrual harán que tus problemas acaben.

Desde tiempos inmemoriales ha existido una guerra que se extiende hasta nuestros días. Una en la que no se derrama sangre, pero que no tiene final. El constante enfrentamiento entre las mujeres y los hombres es algo que posiblemente trascenderá aun después de nuestros nietos. Y es que ambos sexos proclaman tener las mejores habilidades, mientras que enfatizan fuertemente los defectos de su adversario.

Ciertamente, ambos bandos poseen cualidades que resultan únicas, que incluso el contrario no posee, y ambos resultan ser un excelente complemento. Pero a su vez, los dos cuentan con desventajas que el otro ni siquiera es capaz de imaginar lo terrible o desalentador que puede llegar a ser. Lo peor, es que resulta objeto de burla, lo cual aviva más el rencor entre ambos, manteniendo así una lucha sin tregua ni cuartel.

Aliméntate sanamente

La alimentación es importante para cada parte de nuestras vidas. Recuerda que eres lo que comes, literalmente. Si Tiendes a ingerir comida chatarra, inevitablemente sufrirás las consecuencias. Lo recomendable siempre será tener una alimentación balanceada, en donde no se abucen de las grasas saturadas, al igual que los azucares. También se debe recordar no abusar de los estimulantes, como el café.

En el ciclo menstrual la alimentación toma una alta importancia pues, el cuerpo de las féminas esta susceptible esta vulnerable, y pueden llegar a padecer dolores estomacales, lo que agravaría los síntomas del ciclo menstrual. Para estos casos es mejor consumir alimentos ligeros, que el organismosea capaz de asimilar rápidamente, y por supuesto, en pequeñas raciones y varias veces al día. Con esto se evita cualquier problema estomacal, y sus horribles consecuencias.

Cuando se aplica calor en la zona del vientre, se ayuda a relajar los músculos, así como ayuda a reducir la hinchazón, lo que se traduce en una reducción considerable del dolor.

Haz ejercicio

Cuando esa amiga mensual hace su aparición, lo menos que las féminas desean es moverse. Muchas quizás hayan maldecido al momento de ver este tip. No es mi intención caldear los ánimos, pero lo cierto es que, estudios han demostrado que, al realizar ejercicios de bajo impacto, el cuerpo tiende a liberar endorfinas, las cuales ayudan, de manera natural, a reducir en gran medida el dolor.

Te invito a probarlo. Intenta realizar una carrera suave, o simplemente a caminar. Con esto podrás disfrutar de esos beneficios. También se recomienda practicar yoga, específicamente posiciones en donde se deba realizar presión sobre el vientre. Aun así, es preferible dejar de lado esta opción si se posee algún tipo de condición médica como presión alta, una hernia.

Consume brebajes naturales

La vida que llevamos hace imposible que consumamos alimentos naturales. Los jugos o alimentos que compramos en el supermercado, cada día son más y más artificiales. Esto representa un riesgo para nuestra salud. Incluso se ha demostrado que, actualmente, los cadáveres se descomponen más lentamente, en comparación con los de viejas épocas. Esto es, efectivamente, por consumir en exceso productos con alta cantidad de conservantes.

Muchas mujeres, para calmar el dolor menstrual, tienden a consumir medicamentos que, realmente son efectivos, pero tiene un costo alto, pues esto afectara directamente su sistema.

Si tiene el estómago muy malo, entonces será peor. Existen alternativas naturales para estos medicamentos que, a pesar de no ser tan potentes como los fabricados en laboratorios, consumidos de la manera correcta, obtendrás los mismos resultados.

Consume medicamentos

Si, lo sé, es contradictorio al tip anterior. Pero este punto está reservado para aquellas mujeres que, no cuentan con el tiempo necesario para consumir alternativas naturales, así como aquellas a las que no les funciona. Recuerda, la automedicación no es algo que aconsejo. Se debe consultar al médico de confianza antes de comenzar cualquier tipo de tratamiento. De lo contrario puedes obtener resultados que no esperas.

Fuente