Los taxistas en México, Colombia, Chile y Argentina le han declarado la guerra a Uber pues consideran que la empresa tiene mejores incentivos que ellos.

FUENTE