Alzheimer-Raccoonknows.jpg

 

Existe una noción muy difundida con respecto al Alzheimer que asocia a la enfermedad neurodegenerativa con un camino sin regreso hacia un declive inexorable. Muchos todavía creen que los tratamientos disponibles son inefectivos, lo que desalienta a quienes comienzan a sufrir los primeros síntomas de pérdida de memoria inmediata a recurrir a la ayuda de profesionales.

Pero según la doctora Gayatri Devi, uno de los mayores referentes en neurología de los EEUU, la realidad de la enfermedad es muy diferente. La especialista con más de dos décadas de experiencia en el campo del estudio del cerebro acaba de publicar un libro titulado “Espectro de Esperanza: Una Nueva Aproximación al Alzheimer y otras Demencias” que busca ayudar a erradicar los preconceptos que rodean a la condición.

La Dra. Devi asegura que se debe encarar al Alzheimer, no como una enfermedad aislada, sino como un “trastorno de espectro” con un amplio rango de síntomas, respuestas a tratamiento y prognosis. La neuróloga, directora del reconocido Park Avenue Neurology de la ciudad de Nueva York, afirma que tanto el diagnóstico temprano como el tratamiento adecuado ha mantenido a muchos de sus pacientes estables.

La forma más común de demencia ha sido históricamente muy mal comprendida, con el foco puesto usualmente en los casos más severos, aquellos que obligan a los pacientes a pasar sus últimos días en hogares de ancianos, sin poder hablar y confinados a una cama o una silla de ruedas.

Pero Devi comparte en su libro que dicho panorama desalentador solo representa a una mínima fracción de aquellos que padecen Alzheimer. La mayoría lleva adelante una vida funcional en comunidad, envueltos en una rutina normal sin dejar de llevar adelante las actividades que solían hacer antes del diagnóstico.

La especialista cree que uno de los mayores desafíos continúa siendo el asociar a la enfermedad con individuos independientes y completamente operativos, los cuales representan a la mayoría de los pacientes. Gracias a la experiencia recogida en su consultorio, Devi recomienda que las familias de los afectados no tomen decisiones basadas en el miedo por sobre los hechos.

Confundidos e inmersos en una completa incertidumbre, los pacientes usualmente pierden la confianza en si mismos y comienzan a dudar de sus habilidades, lo que los lleva a volverse introvertidos y a cerrarse a su entorno. Devi asegura que al permitir esto, se le está quitando la posibilidad a quienes sufren de Alzheimer de disfrutar de una vida llena de placer, propósito y plenitud personal.

La neuróloga y escritora recomienda, dentro de lo posible, continuar trabajando para mantener al cerebro activo y poner el foco en mantener vivo el vínculo con familiares y amigos para que el sentimiento de comunidad y apoyo pueda ayudar al paciente. Mantenerse activo a nivel físico también es fundamental, y ejercitar unos 30 minutos tres veces por semana ayudará a mantener al corazón saludable y a aumentar el flujo de sangre al cerebro, lo que combatirá los efectos del Alzheimer con las placas y ovillos que matan las células neuronales.

Devi también compartió que en la mayoría de los casos, la genética no está relacionada con el Alzheimer. “Menos del cinco por ciento de los casos de Alzheimer se deben a motivos genéticos. La mayoría pueden ser prevenidos con cambios en el estilo de vida, cosas simples como modificaciones en la dieta y ejercicio físico”.

A pesar de que no existe en la actualidad un método para revertir el Alzheimer, Devi asegura que se puede detener su avance. “Cuanto antes se intervenga, mejor será la respuesta al tratamiento”. La especialista también recomienda ser selectivo con quienes se decida compartir el diagnóstico, por miedo a que el paciente sea estigmatizado.

La neuróloga concluye que el Alzheimer no debería representar una barrera insuperable para poder llevar adelante una vida plena y por sobre todas las cosas, conectados con otros a nivel cognitivo.

Fuente