nevada-washington-dc-emergencia-estado-nieve-tormenta-RACCOON KNOWS

Se espera que el viernes una desagradable tormenta de nieve entierre al área de Washington, D.C., y que posiblemente supere los totales de una tormenta de 1922, como punto de comparación.

El Servicio Meteorológico Nacional dijo el miércoles que esperaba que para la noche del sábado cayeran entre 31 y 61 cm de nieve en el Distrito de Columbia, Baltimore y los condados circundantes. Esos totales podrían ajustarse hacia arriba o hacia abajo dependiendo del recorrido exacto de la tormenta, la cual se dirige a la región del Atlántico Medio.

El meteorólogo Tom Sater de CNN dice que un modelo de computadora muestra que la capital será el blanco hasta de un poco más de 76 centímetros de nieve el domingo.

Eso excedería la desastrosa “tormenta de Knickerbocker” de 1922, la cual descargó un poco más de 71 centímetros de nieve y mató cerca de 100 personas cuando el techo de un teatro con el mismo nombre colapsó debido al peso de la nieve.

“Esta será una tormenta que quedará apuntada en los libros de registros”, dijo Sater.

Entre tanto, el gobernador de Maryland Larry Hogan firmó este jueves una orden ejecutiva declarando el estado de emergencia en Maryland que empezará desde el viernes 22 de enero a las 7 a.m. debido a las “potenciales e históricas tormentas de nieve” que se avecinan en la región.

“Nuestro estado está tomando cada precaución —coordinando todos los recursos disponibles— para prepararnos para limpiar las vías, manejar incidentes y recuperarnos de este tormenta”, dijo el gobernador Hogan.

Hogan ha pedido a las agencias estatales, incluyendo la Agencia de Manejo de Emergencias de Maryland (MEMA, por sus siglas en inglés), que se preparen para las tormentas que se aproximan.

Decenas de millones de residentes de la costa este podrían verse afectados por el sistema de tormentas, el cual estará acompañado por hielo. “Y luego entran los vientos”, dijo Sater, derribando ramas y líneas de tendido eléctrico.

Se esperan tormentas de nieve

Está programado que entre una tormenta de nieve la tarde del viernes y que se extienda hasta el sábado ya tarde. Pero esta podría ser elevada a la categoría de advertencia para el jueves. Lo peor de la tormenta se espera desde la noche del viernes y durante el sábado.

“Las pesadas nevadas y los vientos nevados podrían causar condiciones peligrosas y representarían una amenaza para la vida y la propiedad”, dijo el servicio meteorológico. “Se espera que las condiciones para viajar se vean seriamente limitadas sino imposibilitadas del todo durante lo peor de la tormenta…”

Sater dijo que las ráfagas de viento podrían soplar a un poco más de 80 kilómetros por hora o más.

Las comunidades a lo largo de la costa este se estaban preparando para la arremetida invernal, juntando sal y ubicando las barredoras de nieve. El miércoles por la noche cayó un ligera nevada en la capital, precursora del gran evento esperado este fin de semana.

La policía estatal de Virginia reportó 163 accidentes en todo el estado durante la precipitación.

La policía investiga si un accidente en el que murió una persona en el condado de Bedford estuvo relacionado con el clima. Un agente estatal fue trasladado a un hospital por heridas leves tras ser golpeado mientras respondía a un accidente en la I-495 en el condado de Fairfax. Una camioneta se desvió para evitar otro choque y le pegó al agente que estaba fuera de su vehículo, dijeron las autoridades.

“Las carreteras siguen resbaladizas y traicioneras, en particular en el norte y oeste de Virginia”, dijo la portavoz de la policía del estado, Corinne Geller.

Incluso el comandante en jefe tuvo que evaluar la mezcla invernal. Un video muestra la caravana del presidente Barack Obama usando luces de emergencia mientras que se abría camino en la resbalosa carretera desde la Base Conjunta Andrews hasta la Casa Blanca. No pudo volar en el Marine One debido al clima.

El gerente de Strosniders Hardware en Silver Spring, Maryland, le dijo a WJLA, afiliada de CNN, que los clientes habían comprado casi todo su químico para derretir el hielo.

“Ellos saben que viene (la tormenta)”, dijo Roy Washington. “Ellos escuchan el pronóstico y quieren estar preparados para ello”.

Las personas también estaban comprando calentadores, palas y trineos, informó WJLA.

La alcaldesa de Washington, Muriel Bowser dijo: “Si esta es una tormenta de nieve y con los vientos que hemos sufrido las personas pierden la fuerza, y habrá frío durante cierto tiempo, esa sería mi mayor preocupación”.

La oficina de la alcaldesa aconsejó a los residentes que permanezcan fuera de las carreteras el miércoles por la noche para permitir que los equipos le den tratamiento a las mismas.

En la tormenta “Snowmaggedon” de febrero de 2010 cayeron casi 61 centímetros de nieve, lo cual provocó el corte de energía para cientos de miles de personas en la región.

El Atlántico Medio parece ser el objetivo

El miércoles era demasiado pronto como para pronosticar con exactitud en dónde caería la nevada más fuerte, pero la región del Atlántico Medio parece estar en la mira.

No se sabe con certeza si la ciudad de Nueva York, Filadelfia y Boston verán fuertes nevadas, dijo el meteorólogo de CNN, Dave Hennen.

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) y la NASA dicen que 2015 es el año más cálido que se ha registrado

“La tormenta se está moviendo, está saliendo de Colorado y viene para acá”, dijo Sater.

Oklahoma, Arkansas, Kentucky y Carolina del Norte tendrán hielo mientras la tormenta se mueve hacia el este desde el jueves hasta el viernes.

La conversación sobre una posible tormenta de nieve se produjo el mismo día en que el gobierno federal informó que 2015 fue el año más cálido en la Tierra desde que se empezaron a mantener registros en 1880. Pero las grandes nevadas pueden ocurrir incluso en los años más cálidos. A pesar del invierno más nevado registrado en Boston, el estado de Massachusetts todavía terminó el 2015 con temperaturas muy por encima del promedio.

FUENTE