La famosa app que es propiedad de Facebook recientemente ha implementado por defecto un sistema de cifrado de extremo a extremo o “end to end”.

WhatsApp no es 100% segura

Este permitirá a sus más de mil millones de usuarios actualmente activos, mantener conversaciones totalmente seguras y privadas, tanto para los mensajes de texto como también en las llamadas y hasta en los archivos que se intercambien. Pero a pesar de esta avanzada actualización, todavía no realiza borrados seguros de la data como desde un principio lo hace su competidor mas cercano conocido como el Telegram.

En medio de este debate sobre la seguridad tecnológica en las telecomunicaciones, la muy conocida aplicación de mensajería instantánea, WhatsApp, quien es la verdadera reina del teléfono móvil inteligente, ha acelerado bastante los pasos para llegar a convertirse en una herramienta mucho más robusta. Y, ahora, por fin los críticos afirman que es equiparable a otras como es el caso de Signal y Telegram, las cuales fueron erigidas en los últimos años como alternativas en este terreno de las apps de mensajería instantánea.

WhatsApp no es 100% segura

Cifrado con una clave secreta y única

Esta innovadora tecnología garantiza de manera automática que únicamente emisor y receptor de una conversación puedan leer los mensajes enviados entre ellos. Es decir que ninguna otra persona, ni siquiera la propia compañía tecnológica (whatsapp, telegram, entre otras), tiene acceso a los mismos, pues estos se encuentran cifrados con una contraseña que únicamente conocen los interlocutores. Este mecanismo, que no se puede desactivar, consiste en la generación de una clave única y temporal que es inaccesible para todos salvo por los usuarios que mantienen una conversación.

WhatsApp no es 100% segura

Opción de verificación deshabilitada por defecto

“Aplicar este tipo de mecanismo criptográfico implica que, además de garantizar la inviolabilidad de las comunicaciones en tránsito (del cliente al servidor), eleva la seguridad haciendo que las claves necesarias para descifrar las comunicaciones residan en los propios clientes”, señala Yago Jesús, quien es experto en seguridad informática del website especializado en la materia Security by Default. “En principio resulta muy fiable y supone una capa extra de seguridad que beneficia al usuario final”, indicó Yago. Aunque este considera bastante llamativo el hecho de que una de las medidas de seguridad adicionadas a WhatsApp, es la verificación de identidad de extremo a extremo, la cual permite alertar al usuario ante un posible ataque de suplantación de identidad. Todavía no sabemos la razón de porque esta opción viene deshabilitada por defecto.

FUENTE