El aromático e inconfundible limón es una de las frutas cítricas más valoradas por sus destacados usos culinarios y sobre todo es reconocido como un alimento de gran poder medicinal. 

Integrar el consumo de limón en nuestra dieta diaria siempre será un acierto, se destaca por sus numerosas propiedades nutricionales y curativas. Entre las  principales se encuentran sus bondades para combatir la hipertensión y los problemas cardiovasculares, potenciar la pérdida de peso y la eliminación de toxinas, lidiar con el estrés y fatiga y por supuesto es el mejor aliado del sistema inmunológico. 

El limón es un maravilloso aliado de la medicina natural y corrientes como la fitoterapia y la herbolaria, de hecho desde épocas antiguas ha sido utilizado por diversas culturas como un gran aliado medicinal. El uso de jugo de limón es probablemente el más popular, en gran parte por su riqueza en nutrientes y su facilidad de combinarse con otros ingredientes.

Sin embargo la corteza de limón es un tesoro nutricional que no podemos pasar desapercibido. Lo cierto es que una larga lista de propiedades curativas se alojan en la aromática cáscara del limón, esto se debe a que es el área en la cual se concentran en mayor proporción vitaminas, minerales y antioxidantes. Descubre 4 maravillosos usos curativos que te ayudarán a beneficiar tu salud, nunca volverás a desperdiciarla.

1. Bebida detox, para eliminar toxinas y perder peso

Una de las grandes genialidades del limón se debe a sus propiedades para estimular los procesos depurativos del organismo. A la vez favorece la alcalinidad que se relaciona con una mejor salud digestiva y es clave en la prevención de enfermedades. Beber agua con corteza de limón a lo largo del día es un gran aliado para eliminar líquidos, toxinas y desechos retenidos, esto se debe a que la corteza de limón contiene vitamina C, pectina y aceites esenciales que ayudan a remover las toxinas que se acumulan en el hígado, colon y riñones. Aumenta la hidratación y a la vez promueve la producción de orina, también se asocia con grandes bondades antiinflamatorias y antioxidantes que favorecen la pérdida de peso.

Ingredientes:

    • 3 limones, se utilizará su corteza y jugo
    • 1 litro de agua purificada

Modo de elaboración:

    1. Lava bien los limones y obtén la corteza. 
    2. En una olla mediana hierve agua, al alcanzar el primer hervor coloca las cortezas de limón y permite que liberen sus propiedades a fuego medio durante 10 minutos.
    3. Cuela y vierte el líquido en una jarra y agrega el jugo de limón.
    4. Consume a lo largo del día como agua de mesa, de preferencia 1 litro completo. También puedes consumir una taza tibia en ayunas y antes de cada una de las comidas principales.

2. Tónico contra resfriados y gripes

El limón es considerado uno de los ingredientes más populares para combatir gripes y resfriados, sus bondades se deben en gran parte a su alto contenido en vitamina C y antioxidantes. A la vez se asocia con extraordinarias propiedades antibacterianas, antiinflamatorias y antibióticas, las cuales ayudan a combatir los gérmenes y limpian los conductos respiratorios.

Ingredientes:

  • 1 limón, la corteza
  • 250 ml de agua
  • 2 cucharadas de jugo de limón
  • ½ cucharadita de jengibre rallado
  • 1 cucharada de miel cruda

Modo de elaboración:

  1. En una olla pequeña hierve el agua y agrega la cáscara de limón troceada. Hierve durante 3 minutos, cuando este lista finaliza agregando el jugo de limón y el jengibre.
  2. Tapa y reposa el líquido por 10 minutos. 
  3. Cuela, endulza con miel y sirve tibia.
  4. Consume 2 veces al día para olvidarte de cualquier señal de gripe.

3. Infusión para aliviar la indigestión

Una de las grandes cualidades que ofrece la cáscara de limón se debe a sus propiedades antiinflamatorias y carminativas, que son un gran aliado para mejorar el proceso de digestión, desinflamar y eliminar el exceso de gases. Gracias a su efecto alcalino interviene de manera positiva al disminuir el exceso de acidez, por lo que es un buen complemento natural para sanar casos de acidez y reflujo. Por otra parte es ideal para relajar a los órganos que conforman al sistema digestivo y mejorar la digestión de grasas.

Ingredientes:

  • 1 limón, la corteza
  • 250 ml de agua purificada
  • 1 ramita de menta fresca

Modo de elaboración:

  1. Lava el limón y pica su corteza en pequeños trozos.
  2. Hierve el agua y cuando alcance la ebullición agrega la cáscara de limón, un puñito de hojas de menta fresca. Apaga el fuego.
  3. Reposa la infusión durante 10 minutos.
  4. Cuélala y consume bien caliente ante cualquier señal de indigestión. También puedes consumirla antes de comidas pesadas como medida preventiva.

4. Remedio contra el colesterol

La corteza de limón tiene la peculiaridad de alojar un gran contenido de antioxidantes, entre los que se destaca su aporte en flavonoides. Los cuales resultan sustancias benéficas para reducir los altos niveles de colesterol malo “LDL” en las arterias, beber esta agua en conjunto con una alimentación equilibrada es ideal para eliminar estos lípidos del torrente sanguíneo. 

Ingredientes:

    • 1 limón, su corteza
    • 150 ml de agua purificada
    • 2 cucharadas de jugo de limón

Modo de elaboración:

  1. Ralla la cáscara de un limón y agrega en una taza de agua hirviendo.
  2. Tapa y permite reposar durante 10 minutos.
  3. Cuela y finaliza agregando el jugo de limón, mezcla bien.
  4. Consume durante dos semanas consecutivas, tibia y en ayuno. 
Fuente