image

 

La acuarioterapia, como su nombre lo indica, es una terapia alternativa mediante la cual, gracias a la observación de diferentes peces en estanques, se logra un efecto positivo en la salud tanto física como mental. Seguramente habrás observado que en muchas salas de espera de consultorios médicos colocan grandes peceras con bellos ejemplares en su interior.

Beneficios para la salud

Existen beneficios emocionales en la acuarioterapia. Es un estímulo ambiental que la gente encuentra calmante, pues el sonido del agua corriendo es tranquilizante. Tanto el cuidado de los peces como la ambientación del acuario necesitan de una gran concentración, por lo tanto la acuarioterapia es ideal para adoptar como hobby y distraerse en el momento de sufrir estrés o ansiedad. Según estudios, se ha demostrado que esta terapia alternativa puede aumentar la longevidad luego de haber sufrido un ataque cardíaco, e inclusive disminuir el nivel de colesterol y la presión arterial.

Efectos de la acuarioterapia en los ancianos

Algunas investigaciones recientes han demostrado que aquellas personas con mal de Alzheimer expuestas a tanques con peces de colores reducen sus conductas destructivas y además aumentan su apetito. Por lo general, las personas que sufren este tipo de enfermedad son difíciles de controlar y es muy trabajoso que se mantengan tranquilas o que estén despiertas para consumir alimentos de manera adecuada. Sin embargo, se han realizado pruebas colocando peceras en los comedores y los cambios favorables que se han obtenido son notables, pues los pacientes están mucho más relajados y atentos. Inclusive en algunos casos se notó que la memoria a corto plazo también aumentó.

Efectos de la acuarioterapia en los niños

Seguramente habrás escuchado que los delfines y otros animales ayudan a los niños con trastornos emocionales como el autismo. En el caso de los acuarios, también producen un efecto beneficioso en este tipo de trastorno, pues los calma de forma notable. Inclusive es una excelente manera de lograr el sueño tranquilo en aquellos niños que sufren de TDA, pues al producir un efecto calmante permite que se relajen y disfruten.

Al tener una pecera, sin notarlo estarás ayudando no solo a tus hijos sino a todos los miembros de tu hogar, pues mantenerla limpia y con las mejores condiciones es una tarea en la que pueden participar todos.

Fuente