Loading...

La cantante ha demandado a sus ex amigas Latasha K y Starmarie Ebony Jones por criticas infundadas hacia ella.

La estrella del hip-hop Cardi B, lleva a dos influencers a la corte por difamación, acusándolos de hacer falsas acusaciones sobre su vida sexual y el supuesto consumo de drogas.

La cantante se molestó con las declaraciones hechas en los videos en línea de Latasha K y Starmarie Ebony Jones, y ahora está exigiendo una orden judicial para que se retiren todos los videos donde hablan de ella.

En documentos judiciales obtenidos por TMZ, Cardi afirma que Latasha K expresó su preocupación de que su pequeña hija Kulture pudiera haber sufrido discapacidades intelectuales, en una publicación de abril de 2018 en su blog UnWinewithTashaK, que parece sugerir que la rapera había tomado drogas mientras estaba embarazada de su primera hija.

También destaca más de otros 20 clips compartidos en línea en los últimos 14 meses que considera difamatorios.

Mientras tanto, Cardi ha criticado a Jones por supuestamente emitir reclamos de drogas similares en un video subido en septiembre, cuando se dice que acusó a la cantante de 26 años de tomar éxtasis y cocaína, mientras que también vendió su cuerpo.

Según informes, Jones se refirió a Cardi como “solo una prostituta nominada al Grammy que corre por ahí propagando su herpes”.

Ambas mujeres incluso se unieron para un video, en el que hicieron acusaciones adicionales sobre la esposa de Offset.

Cardi B intentó que se retiraran los videos sin una acción judicial, pero las mujeres se negaron.