image

 

No sólo la comida entra primero por los ojos. También lo hacen el amor y el conocimiento.
Es así que incluir en la dieta diaria alimentos con nutrientes que previenen el glaucoma, las cataratas, la degeneración macular y otras enfermedades oculares es sumamente importante.

“De la alimentación depende la salud de cada órgano de nuestro cuerpo”, recuerda la nutricionista certificada Ruth Pupo, vinculada al White Memorial Medical Center de Los Ángeles.

Y en este mes, dedicado a crear conciencia sobre el glaucoma la causa principal de ceguera entre los hispanos de este país, la doctora Pupo nos dio a conocer cinco alimentos poderosos para la salud general de los ojos y, en especial, para combatir el glaucoma y otras afecciones oculares que dañan la vista.

Kale o col rizada

Este vegetal de color verde al igual que la acelga, las espinacas, los berros, el brócoli y los  “contiene gran cantidad de luteína y zeaxantina”, dos componentes relacionados con la vitamina A y el beta caroteno, que se cree protegen los tejidos del ojo del daño solar y reducen el riesgo de desarrollar glaucoma, cataratas y la degeneración macular.

El salmón

Este pescado es rico en ácidos grasos omega-3. Este tipo de grasa ayuda a controlar la inflamación de la mácula y previene su degeneración. La omega-3 se encuentra también en las sardinas, el atún y la trucha.

“El salmón es también fuente de vitamina D, que ayuda a proteger contra la degeneración macular y el glaucoma”, agrega Pupo, especializada en los temas de nutrición y la diabetes, una enfermedad que pone a sus afectados en alto riesgo de desarrollar glaucoma.

Frutos cítricos

Las naranjas, mandarinas, limones, toronjas y otros frutos cítricos contienen una gran cantidad de vitamina C, un fuerte antioxidante que puede ayudar a reducir el riesgo de glaucoma y la cataratas. Las fresas son otras de las frutas ricas en vitamina C que son recomendadas para la buena salud de los ojos.

Se sabe que la carencia de vitamina C puede incidir en la aparición de degeneración macular asociada con la edad.

Papa dulce o sweet potato

Este tubérculo de tono naranja es buena fuente de beta caroteno, que puede retardar el progreso de la degeneración macular.

“El cuerpo convierte el beta caroteno en vitamina A que, como dice la Academia de Nutrición y Dietistas de Estados Unidos, ayuda a prevenir la sequedad de los ojos y la ceguera nocturna”, explica Popu.

El beta caroteno y la vitamina A también ayudan a combatir las infecciones oculares, así como el glaucoma. Estos componentes se encuentran también en gran cantidad en las zanahorias y calabazas, al igual que en las espinacas.

Té verde o green tea

Este producto, hecho de la planta camellia sinensis, contiene antioxidantes que pueden ayudar a reducir el desarrollo de cataratas, la degeneración macular y el glaucoma.

“En un estudio, publicado en la revista “Journal of Agricultural and Food Chemistry”, los investigadores alimentaron ratas con extracto de té verde y al examinar sus ojos encontraron que los tejidos oculares habían absorbido la mayor cantidad de catequinas, un tipo de bioflavonoides o clase de antioxidante”, señala Pupo. “Esta es una buena noticia que tendrá que ser estudiada en los seres humanos para determinar si tiene el mismo efecto”.

Las fresas y manzanas también son ricas en catequinas.

Fuente