Loading...

image

La avena es muy útil para una piel irritada o manchada. Si estas cansada te refrescarà y te hará sentir relajada dejando tu piel luminosa y tersa.

La avena es muy buena para eliminar las células muertas y las impurezas que se acumulan, generalmente, en el rostro. Mezcla 2 cucharadas de avena en hojuelas con dos cucharas de leche o agua tibia y forma una pasta. Unta la pasta sobre todo el rostro con movimientos circulares, deja que actúe por 15 minutos y enjuaga con agua tibia. Para el caso del resto del cuerpo, mezcla 1/2 taza de avena en hojuelas, con media taza de sal marina molida y 2 cucharadas de aceite de oliva. Aplícate la pasta con la ayuda de un guante y realiza movimientos circulares. Luego de 10 minutos enjuaga la piel con toques de agua fría y caliente, los resultados serán una piel limpia y tersa.

Para limpiar la piel: La avena ayuda a disminuir el acné, los granos y espinillas. Mezcla 2 cucharadas de harina de avena con una cucharadita de miel y 2 claras de huevo hasta que obtengas una pasta homogénea. Esparce la crema sobre el rostro y déjalo actuar por 30 minutos. Pasado el tiempo lávate la cara con agua tibia y verás que los resultados  asombrosos.