Loading...

microsoft-xbox-one

La compañía estadounidense ha salido al paso una vez más para negar uno de los últimos rumores que han surgido en torno a su nueva consola. En concreto la que abría las puertas a la posibilidad de potenciar su memoria RAM hasta los 12 GB de Xbox One, y así mejorar su rendimiento a la hora de hacer correr los juegos.

El rumor viene realmente de atrás, cuando se dio a conocer las exigencias que tendría cada uno de los sistemas operativos que harían funcionar a la nueva Xbox y a PS4. Y es que en el caso del producto de Redmond, el nuevo Windows absorbería hasta tres de los 8 GB con los que contaría la memoria RAM de la consola.

Ello supondría dejar un supuesto escaso margen a las desarrolladoras para poder desplegar todo el potencial de sus juegos, lo que llevaría a la fabricante a plantearse la posibilidad de aumentar esa RAM, una vez que se suponía que PS4 ofrecía una mayor cantidad de memoria para los estudios.

Sin embargo, ya desde el momento en que el rumor tomó fuerza, algunos medios ponían en duda dicha posibilidad, ya que estaríamos en un periodo demasiado cercano a su estreno como para llevar a cabo un cambio tan radical.

Ahora, es la propia empresa la que ha decidido salir a la palestra para cerrar de una vez por todas toda discusión: la consola se queda como está. Es decir, que mantendrá esos 8 gigas de RAM, tal y como estaba decidido desde el principio.

Lo ha cerrado Albert Penello, jefe del departamento de planificación de Xbox; el mismo que, precisamente, aireó hace meses dichas especulaciones tras unas declaraciones en NeoGAF, al afirmar que los estudios estaban aún abiertos a cualquier cambio.

Un mes después, Penello ha dejado claro, a través de su cuenta de Twitter, que no se introducirá ningún giro al respecto: “No vamos a ir a por los 12 GB, para que quede claro”, ha escrito el ejecutivo de manera sentenciosa.

Así pues, ya no hay debate que valga, salvo si es o no correcta la decisión de permanecer con esa cantidad de memoria RAM. En las próximas semanas esperaremos novedades sobre Xbox One, a las puertas de la Gamescom.