Loading...

image

El dolor de estómago tiene varias causas. Puede ser fruto de una indigestión, un constipado o de hasta una intoxicación por alimentos en mal estado. También puede tratarse de una molestia pasajera.

Sea cual sea el caso, nos afecta a todos por igual, en mayor o menor medida. Para atender a cualquiera de estas causas y aliviar este malestar, te proponemos los siguientes remedios caseros para el dolor de estómago.

Cómo curar el dolor de estómago

Jengibre

El jengibre es una hierba con múltiples beneficios; tiene propiedades antiinflamatorias que lo hacen indicado para aliviar el dolor de estómago, además de mejorar la digestión y disminuir la acidez estomacal. La primera y mejor opción es tomar un té de jengibre. Para prepararlo, debes pelar y rallar una rodaja pequeña de jengibre fresco. También puedes preparar una mezcla de 2 cucharadas de jugo de limón, 1 cucharada de jugo de jengibre y 1/4 cucharada de azúcar para tomar dos veces al día.

Manzanilla

Además de calmar los nervios, el té de manzanilla es un eficaz remedio casero para el dolor de estómago. Tiene excelentes propiedades antiinflamatorias y sedantes, que relajan el tracto digestivo y alivian los espasmos. Prepara un té con flores de manzanilla y un poco de jugo de limón y dile adiós a las dolencia.

Menta

La menta tiene la facultad de mejorar el flujo de bilis, que cumple un papel fundamental para mejorar la digestión. La mejor manera de aprovechar sus propiedades es preparar un té con hojas de menta y agregar una cucharadita de jugo de lima.

Aloe vera

Son varios los beneficios del aloe vera. Si sufres de dolor de estómago, diarrea o un constipado, beber jugo de aloe vera puede ser una muy buena medida para aliviar el malestar y reducir la inflamación.

Compresas calientes

Las compresas calientes, además de ser un buen tratamiento para contracturas musculares, son muy efectivas para aliviar el dolor de estómago. Puedes aplicar calor mediante una compresa o almohadilla eléctrica o bien llenar un calcetín viejo con granos de arroz, hacerle un nudo y ponerlo a calentar en el microondas durante unos segundos. Trata de que no esté muy caliente y aplica sobre la zona del abdomen.