Loading...

Vladimir-Putin-006(raccoonknows.com)Rusia anunció el envío de un buque de guerra a las costas de Siria para recabar información sobre el conflicto, mientras refutaba las pruebas presentadas por EE UU sobre el supuesto uso de armas químicas por el régimen de Bachar al Asad. “El domingo por la noche, (el buque de reconocimiento) ‘Priazóvie’ salió hacia su destino en el Mediterráneo oriental.

La tripulación del navío debe cumplir una misión relacionada directamente con su función: recoger información operativa en la zona de la escalada del conflicto”, informó una fuente diplomático-militar rusa a la agencia Interfax. Siria es el principal aliado de Rusia en Oriente Medio El buque no se sumará a la flotilla de la Armada rusa que opera de forma permanente en el Mediterráneo desde junio pasado, sino que cumplirá una misión ordenada directamente por el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de este país.

“Tenemos intención de obtener la máxima información posible por el interés de la seguridad nacional de Rusia, analizar minuciosamente las tácticas de los participantes en el posible conflicto y sacar conclusiones de cara al futuro”, explicaron en el Estado Mayor. Siria, principal aliado de Moscú en Oriente Medio desde tiempos de la Unión Soviética, acoge actualmente en el puerto de Tartus la única base militar rusa en el extranjero.

Por otra parte, el ministro de Asuntos exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, afirmó que las pruebas que ha presentado EE UU sobre el supuesto uso de armas químicas por las tropas gubernamentales sirias no son nada convincentes. “Sí, nos mostraron unos informes que no contenían nada concreto: ni coordenadas geográficas ni nombres ni pruebas de que las muestras fueron recogidas por profesionales. Tampoco nos convence lo más mínimo lo que nos mostraron antes nuestros socios estadounidenses, británicos y franceses”, reiteró.

Lavrov indicó que cuando Moscú pide detalles concretos “ellos responden que todo esto es secreto” y, por tanto, no los pueden entregar. EU envía un portaaviones Estados Unidos ha ordenado el desplazamiento al mar Rojo del portaaviones de propulsión nuclear ‘Nimitz’ y su grupo aéreo, según indicaron varios medios estadounidenses. Las cadenas de televisión ABC y CNN, que citan a fuentes militares, indicaron que el ‘Nimitz’ cambió su rumbo previsto hacia el oeste y ahora se dirige al mar Rojo.

El ‘Nimitz’, una de las mayores naves de guerra en el mundo y que da nombre a una clase de portaaviones, debía retornar a su puerto en Everett (en el estado de Washington), después de una misión en el mar Arábigo en apoyo de las operaciones de Estados Unidos en Afganistán. La semana pasada, el portaaviones “Harry S. Truman”, de la clase Nimitz, llegó a la región para reemplazar a su par, que recibió la orden de permanecer en el océano Índico sin iniciar el retorno a Everett. Transporta decenas de aviones de combate, unos 3.200 tripulantes y casi 2.500 de su grupo aéreo.