Sessions negó que haya participado en cualquier esfuerzo por intervenir en los comicios presidenciales de 2016

Jeff Sessions -Senado-Rusiagate-Raccoonknows.jpg

Jeff Sessions -Senado-Rusiagate-Raccoonknows.jpg

 

El fiscal general, Jeff Sessions, negó este martes ante un comité del Senado que haya tenido en 2016 una tercera reunión con el embajador de Rusia, Sergey Kislyak, como asesor de la campaña del presidente Donald Trump, y afirmó que cualquier sugerencia de que participó en una “colusión”  es una “mentira detestable”.

En su primera comparecencia ante el Senado desde que fue confirmado en enero pasado, Sessions acudió ante el Comité de Inteligencia para responder a un rosario de preguntas sobre la presunta injerencia de Rusia en las elecciones de 2016, su decisión de recusarse de las investigaciones y, más adelante, su papel en el despido del exjefe del FBI,  James Comey.

En un tono muy terso, Sessions negó categóricamente que haya participado en cualquier esfuerzo por intervenir en los comicios presidenciales de 2016, que dieron como ganador a Trump frente a su rival demócrata, Hillary Clinton.

La sugerencia de que participé en cualquier colusión, o que estuve al tanto de cualquier colusión con el gobierno ruso para perjudicar a este país, al que he servido con honor durante más de 35 años, o para minar la integridad de nuestro proceso democrático, es una mentira espantosa y detestable”, afirmó Sessions.

El fiscal general aseguró que si bien se recusó de las investigaciones en curso sobre Rusia, no se ha recusado de “defender mi honor contra alegaciones falsas e injuriosas”.

Sobre las reuniones privadas que sostuvo con Kislyak, Sessions negó que haya habido una tercera, no divulgada con anterioridad, en abril de 2016 en el Hotel Mayflower.

“No tuve ninguna reunión privada ni recuerdo ninguna conversación con funcionarios rusos en el Hotel Mayflower”, dijo.

Por otra parte, Sessions evadió comentar sobre rumores y situaciones “hipotéticas” en el sentido que Trump piensa despedir al fiscal especial, Robert Mueller, quien lidera las investigaciones del Departamento de Justicia sobre la injerencia rusa.

Sessions dijo que conoce a Mueller desde hace varios años, incluso antes de que éste dirigiera la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), y tiene “confianza” en su capacidad para conducir las investigaciones.

El Comité Judicial del Senado, uno de varios que investigan la injerencia rusa, ha solicitado una reunión con Mueller, pero no se han divulgado detalles al respecto.

Preguntado por la senadora demócrata de California, Dianne Feinstein, sobre el despido de Comey el pasado 9 de mayo, Sessions confirmó que tanto él como el subfiscal general, Rod Rosenstein, coincidieron en que era “apropiado” tener un “comienzo fresco” en el liderazgo del FBI.

Sessions recurrió al llamado “privilegio ejecutivo” para negarse a contestar algunas preguntas relacionadas con sus “conversaciones privadas” con Trump, incluyendo si el mandatario pidió quedarse a solas con Comey en un encuentro con miembros del gabinete el pasado 14 de febrero.

El despido de Comey por parte de Trump, con sus cambiantes explicaciones, ha sido uno de los puntos centrales de la audiencia. La semana pasada, ante el mismo comité, Comey dijo creer que fue despedido porque la Casa Blanca quería alterar el rumbo de las investigaciones sobre Rusia.

En un intercambio con el senador republicano de Florida, Marco Rubio,  Sessions dijo desconocer si existen grabaciones entre Trump y Comey y si hay o no obligación de preservarlas.

Sessions fue el primer senador republicano en apoyar públicamente a Trump, y en marzo de 2016 se convirtió en uno de sus principales asesores de campaña, pero ahora se encuentra en el ojo de la tormenta  política que sacude a Washington y a la Administración.

La audiencia, en uno de los edificios del Senado, también llenó la sección reservada para el público, que incluyó a turistas de varios puntos del país y del exterior.

Fuente

Larry Hernández no hará declaración alguna sobre los cargos en su contra

image

 

Larry Hernández por fin consiguió su libertad bajo una fianza de US$200 mil, y regresó a su casa en California, luego de estar un mes detenido acusado de graves cargos.

El cantante sin embargo, contrario a su costumbre, no ha hecho uso de las redes sociales para hablar de su caso, y fue su agencia de publicidad quien a través de un comunicado informó públicamente acerca de Larry.

Y es que se aclara en dicho documento, que los abogados del artista le aconsejaron que por lo pronto él no haga ninguna declaración, esto de acuerdo con las leyes estadounidenses.

Fuente

Justicia argentina pide detención de Justin Bieber

image

 

Una orden judicial emitida en Argentina establece que el cantante será detenido si ingresa al país luego de que no declarara tras agredir a un fotógrafo trasandino hace dos años
Una orden judicial emitida en Argentina establece que Justin Bieber será detenido si ingresa al país. La medida se adoptó luego de que no declarara tras agredir a un fotógrafo trasandino hace dos años.

La medida fue confirmada por Soledad Nieto, Secretaria del Juzgado Nacional de Instrucción N°43, que lleva adelante la denuncia contra el canadiense y dos empleados suyos. «Lo firmamos el doctor y yo», dijo la abogada.

El caso data del 2013, cuando el cantante visitó Buenos Aires para realizar dos conciertos. Entonces, un fotógrafo denunció haber sido agredido por un miembro del personal de seguridad de Bieber luego de intentar fotografiarlo en una discoteque.

En noviembre pasado, otro juez había citado a Bieber a declarar ante su corte por el caso, por lo que se estableció un plazo de máximo de 60 días que expiró sin que el canadiense pidiera haber sido notificado legalmente por el Departamento Interpol de la Policía Federal Argentina.

«Considero que es del caso ordenar la inmediata detención de los imputados Justin Bieber, (su guardaespaldas) Hugo Alcides Hesny y (su ex asistente) Terrence Reche Smalls (…), con el objeto de cumplimentar las declaraciones ordenadas», señaló la orden judicial firmada por Nieto y el juez Alberto Julio Baños.

Fuente