Loading...

ventajas-y-desventajas-del-uso-del-chupete-1

Los bebés nacen con un fuerte reflejo de succión, incluso desde el vientre materno puede vérselos chupándose el dedo en alguna ecografía. Para saciar ese reflejo existe el chupete, pero antes de decidir dárselo o no a tu bebé, conoce las ventajas y desventajas del chupete.

Ventajas del uso del chupete

Calma al bebé cuando está inquieto. Si ya comió, tiene el pañal limpio, jugó y durmió, y sigue nervioso, a veces lo único que lo calma es usar su chupete. Incluso parece vérselo más feliz cuando lo tiene en la boca.

Calma su necesidad de succionar sin que tenga que estar con el biberón o en tu pecho.

Puede ayudarlo a dormir.

Algunos estudios han demostrado que el bebé que succiona su chupete en la noche y las siestas tiene menos riesgo de sufrir muerte súbita.

El hábito del chupete es más fácil de romper que el de chuparse el dedo.

El chupete ofrece algo de distracción temporal, en el caso de que deban aplicarle vacunas, hacer un análisis de sangre u otro procedimiento.

Puede aliviar el malestar de los oídos al viajar en avión.

ventajas-y-desventajas-del-uso-del-chupete-2.jpgISTOCK/THINKSTOCK

Desventajas del uso del chupete

El uso del chupete ni bien nace el bebé puede perjudicar la lactancia. Por lo tanto, si tu bebé tiene problemas para “prenderse” al pezón o ha bajado de peso, es mejor que no lo utilice para que sólo succione tu pecho.

Usar chupete puede generar infecciones repetidas en el oído medio.

Interfiere en el desarrollo de los dientes y del paladar si se usa por varios años.

Puede generar dependencia.

Puede ser antihigiénico. El chupete se les cae mucho de la boca. Cuando son bien pequeñitos no hay problema porque tú estás para recogerlo y lavarlo, pero cuando ya caminan vaya uno a saber por dónde anda el chupete antes de estar en la boca.

Así ves que la decisión de darle el chupete a tu bebé es muy personal. Creo que a veces el que más decide es el mismo bebé, que lo adopta o no le gusta.

Si tu gusto es que use chupete, recuerda que es mejor no iniciar el hábito hasta que se establezca correctamente la lactancia, no uses el chupete como motivo de castigo o recompensa, no lo acostumbres a que lo lleve todo el día, mantenlo limpio, no lo endulces y cámbialo regularmente.

Y lo más importante, trata de que lo deje antes de su primer cumpleaños.

Fuente I Mujer