image

 

A pesar de los comentarios racistas que Donald Trump ha realizado en varias ocasiones sobre los inmigrantes mexicanos, el director Alejandro González Iñárritu no puede evitar sentir cierta lástima de él porque, desde su punto de vista, el empresario es únicamente un “pobre hombre” y un “amargado”.

“Lo que siento es un poco de compasión. Es parte de la ignorancia que nace del miedo y los prejuicios de encontrarse alteridad y de sentirse amenazado. Ser tan rico y estar tan amargado… es un pobre hombre cuya única posesión es el dinero”, afirmó el mexicano en una entrevista.

Fuente