image

 

Estudios de ADN realizados a un cuchillo encontrado en la casa de O.J. Simpson, donde fueron asesinados su esposa y el amigo de ésta, no han dado ninguna pista ni revelado nada sobre el caso.

Así lo informó el sitio de noticias de entretenimiento TMZ.com.

Según el reporte de este portal de Internet “microbios en la tierra degradaron cualquier ADN que quedaba en el cuchillo al punto que era imposible obtener algún resultado significativo“.

Tampoco se encontraron cabellos u otras muestras que dieran pistas a las autoridades.

La revelación de la existencia de este cuchillo, que presuntamente tenía muestras de sangre, causó revuelo hace unas semanas.

El arma fue encontrada por un trabajador de la construcción, quien la entregó a un policía retirado, cuando la mansión del exjugador de football fue demolida a finales de la década de los 90 .

Este agente la tuvo en su posesión por todos estos años hasta que la entregó al LAPD hace unas semanas.

Simpson fue acusado en 1994 de asesinar a su esposa, Nicole Brown Simpson, y el amigo de ésta, Ron Goldman, quienes fueron encontrados muertos a cuchilladas.

El incidente provocó la infame persecución del auto modelo Bronco que conducía Simpson en 1994, la cual fue grabada en vivo y vista por millones.

En 1995, un jurado declaró no culpable al exjugador de la NFL.

Sin embargo, Simpson fue condenado a de 9 a 33 años de cárcel durante un robo en Las Vegas donde él dijo que intentaba recuperar objetos valiosos de sus proesas deportivas.

Simpson fue declarado culpable de un enfrentamiento a mano armada con dos vendedores de recuerdos deportivos, dijo una funcionaria del sistema de correccionales estatales.

Fuente