Constitución
SANTO DOMINGO. Sería un peligro para la democracia del país y un atentado a la Constitución de la República, permitir que sectores externos participen en el conteo de los votos, durante las elecciones generales del 15 de mayo, advirtieron ayer expertos políticos.

Los pronunciamientos lo hicieron el candidato presidencial por el Partido Fuerza Nacional Progresista (FNP), Pelegrín Castillo Semán, y el politólogo Daniel Pou, quienes coincidieron en señalar que esas son facultades propias del organismo electoral.

A 19 días de las elecciones, la Junta Central Electoral (JCE) es objeto de presiones por parte de actores políticos, miembros de la sociedad civil y el gobierno de los Estados Unidos, que demandan realizar una auditoría a los equipos del escrutinio de los votos, aumentar la presencia de delegados técnicos ante el Centro de Cómputos y de más observadores internacionales.

Esa situación llevó al propio presidente de la JCE, Roberto Rosario a asegurar que la Junta ha “complacido en todo” a las organizaciones políticas y civiles, pero que no se puede permitir la presencia de partidos o gobiernos extranjeros en el proceso de conteo de votos, “porque la ley prohíbe que el conteo lo haga una persona que no sean los miembros de los colegios (electorales)”.

“Si aprueban una ley que diga que un extranjero puede contar o que cualquiera puede contar, yo no tengo problemas en cumplirla”, aseveró.

En torno al tema, Castillo Semán sostiene que aunque ciertamente se deben hacer las verificaciones de los equipos, para establecer su calificación en la transmisión de los datos, pero que podría calificarse con una injerencia la presencia de internacionales en ese proceso.

Vaticinó que como parte de las presiones vendrá el argumento de que fueron excluidos y dejados sin derecho a votar miles descendientes de de haitianos.

“No procede que venga nadie del exterior a hacer ningún tipo de operación que le corresponda institucionalmente al Estado dominicano a sus instituciones, en este caso la Junta y a los organismos, que son el complemento del sistema político electoral”, apuntó.

Cuestionó que el embajador de los Estados Unidos proclamara ante la Cámara Americana de Comercio su derecho a intervenir, y que la clase política no fue capaz de darle una respuesta contundente.

La Cancillería, dijo, dio unas declaraciones vergonzosas y la oposición, salvo la FNP, no refirió nada. A ello se suma que la pasada semana el subsecretario de Estado Adjunto de Estados Unidos para el Hemisferio Occidental, Juan González, solicitará que en las próximas elecciones República Dominicana abra las puertas a los observadores internacionales.

Ante esos pronunciamientos, el candidato presidencial de la FNP, dice que la Constitución establece en su artículo tres el principio de la soberanía, de autodeterminación y de no intervención, y que lamentablemente este tipo de situaciones se presenta porque los poderes públicos permiten la injerencia extranjera.

“Lo está permitiendo el gobierno del presidente Medina (Danilo) y buena parte de la oposición que no han tenido una posición crítica y responsable frente a una línea de injerencismo”, concluyó.

De su lado, Pou precisó que en términos de observación no habría ningún problema con la presencia de extranjeros, pero en la parte técnica, eso debe estar a cargo de organismo especializado.

“Ningún gobierno, por más amigo que sea, puede presionar a un organismo del Estado dominicano para que haga el proceso electoral, conforme a los criterios que ellos podrían tener, eso desborda las atribuciones de cualquier representación de un gobierno extranjero”, afirmó.

Sostuvo que hasta hace unos días todo estaba consensuado entre los partidos, y lamentablemente en los últimos minutos por una falla técnica en los escáneres han suscitado varias situaciones.

Indicó que primero se le solicitó a la JCE hacer un conteo manual de un 10%, y se accedió hacer un 15%, y ahora tampoco lo quieren “y yo creo que esto tienen un contenido político”.

“Se está jugando un poco en este proceso, en el sentido de que oigo gente que no tiene la más mínima idea descalificando temas en términos de proceso electoral y no saben el daño que pueden hacer”, manifestó al ser cuestionado vía telefónica.

FUENTE