AMET

SANTO DOMINGO. Si un agente de la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMET) detiene a un conductor y este le dice la expresión intimidatoria: “Usted no sabe quién soy yo”, se le recomienda contestar: “Por supuesto que sí, usted es un ciudadano muy importante para nosotros. Permítame sus documentos para revisar si están en orden”.

Así lo indica el protocolo para abordaje a conductores preparado por la Dirección General de la institución, que consta de ocho fases y traza pautas para actuar en casos de situaciones difíciles en las que la persona se altere y quiera discutir. Cifras de la AMET establecen que actualmente hay 2,340 agentes en labores de viabilización y fiscalización.

A pesar de los lineamientos para el comportamiento, uno que otro de los miembros de la AMET se ha visto involucrado en incidentes que alteran el protocolo establecido, que también recomienda despedir al conductor con la siguiente formalidad: “Recuerde que estamos para protegerlo, colabore con nosotros en cumplir las leyes de tránsito, es por su seguridad y la de los suyos. Que pase feliz día/tarde, noche”.

Un incidente reciente ocurrió en agosto pasado en el Distrito Nacional. Un agente alegadamente agredió a una fiscal a quien le requirió sus documentos por violar la Ley de Tránsito. El caso terminó en una conciliación.

Otro hecho sucedió en marzo de 2016. Un agente le dio un puñetazo a un conductor en Santo Domingo. Y en agosto de 2015 otro miembro de la AMET y un civil se enfrentaron a trompadas en una vía del Cibao.

FUENTE