Palm Springs, California

Dos policías fueron asesinados a tiros en Palm Springs, California, cuando atendían una llamada de una mujer que reportó un incidente familiar, la tarde del sábado.

El sospechoso de las muertes fue detenido la madrugada de este domingo, reportaron las autoridades. El supuesto homicida fue identificado como John Félix, de 26 años.

Los agentes José Gilbert Vega, Lesley Zerebny y un tercer policía, que no fue identificado, llegaron a una casa después de que el servicio de emergencias recibió el reporte de una mujer, quien aseguró que su hijo estaba causando un alboroto, dijo el jefe de Policía de Palm Springs, Bryan Reyes.

Cuando llegaron los policías, Félix se negó a abrir la puerta y amenazó con dispararles, según la versión de las autoridades.

Después de 10 minutos de haber llegado, mientras los agentes trataban de convencer al sospechoso para que abriera la puerta, Félix disparó contra ellos, estando la puerta principal de la casa cerrada, precisó la policía.

El tercer policía resultó herido, pero su vida no está en riesgo.

Un vecino del lugar, Arnold Morales, dijo que escuchó una especie de ráfaga de disparos, en rápida sucesión, mientras conducía a casa desde el gimnasio.

“Esos no son fuegos artificiales”, pensó Morales cuando escuchó las detonaciones, según su testimonio a KMIR, una afiliada de CNN. El testigo dijo haber escuchado cuando menos 30 disparos.

Los policías muertos

José Gilbert Vega tenía 63 años y ocho hijos. Había trabajado como policía por 35 años. Hace sólo unas semanas había solicitado su retiro para diciembre próximo.

El sábado, a pesar de que no era su horario habitual, estaba trabajando un turno, según el jefe de la policía.

Lesley Zerebny tenía 27 años y fue descrita como una maravillosa, joven y dedicada policía.

Apenas hace un año se unió a la Policía de Palm Springs y acababa de regresar al trabajo tras su licencia médica por maternidad. Su hija tiene sólo 4 meses y su esposo es agente de la Oficina del Alguacil en el condado de Riverside.

FUENTE