trump.aguila-raccoonknows.com
El ave hizo quedar mal al candidato presidencial, despeinándolo y haciéndolo entrar en estado de verdadero pánico.

Donald Trump se ha ganado el desprecio de muchas personas de diferentes etnias, nacionalidades y religiones del mundo por sus controversiales e, incluso ofensivas declaraciones.

Hispanos, judíos y musulmanes, entre otros, han sido el foco de discursos que muchos catalogan como racistas.

Ahora, la antipatía que atrae el magnate y candidato repúblicano a las elecciones presidenciales de los Estados Unidos, parace haber trascendido a las especies del reino animal.

Hablamos, específicamente de un águila calva, nada más y nada menos, que el símbolo patrio de la nación estadounidense.

“Tío Sam”, un águila calva de 27 años, fue parte de  la sesión fotográfica de la revista TIME en la que participó el controversial magnate.

Mientras Trump -que competía para ser “la persona del año de dicha revista”-, posaba para el fotógrafo Martin Schoeller, el segundo decidió  integrar al desafiante pájaro a la sesión de fotos.

Times reveló este vídeo del  “detrás de las cámaras” en el que el ave logró intimidar al político de lengua desatada que parecía no tenerle miedo a nada o a nadie.

“Esta ave es seriamente peligrosa, pero hermosa”, afirmó Trump.

“Tío Sam” se encargó de hacer lo que probablemente han querido muchos en el mundo: despeinar el pelo (¿peluca?) del estadounidense.

Y, cuando el magnate pensó que había echo las pases con él, nada que ver. El pájaro volvió al ataque, esta vez, agarrando con su pico un objeto que estaba en la mesa en la que él posaba solemnemente. ¿Karma? Juzgue usted.

FUENTE