Donald trump-Puerto rico-Raccoonknows.jpg

 

Después de casi tres semanas de que Puerto Rico fuera impactado por el huracán María, el presidente Donald Trump arribó a la isla, en compañía de la primera dama Melania Trump, y presumió la ayuda que se está brindando para la recuperar el territorio y sus servicios.

Sin embargo, el mandatario destacó que esa ayuda ha implicado un gran gasto para el gobierno federal. “Odio decirlo, Puerto Rico, pero han sacado nuestro presupuesto un poco fuera de control”, dijo en referencia a los fondos de recuperación de huracanes. “Pero eso está bien, porque hemos salvado muchas vidas”.

El republicano fue recibido por el gobernador Ricardo Roselló y su esposa, para luego ofrecer una conferencia de prensa rodeado de funcionarios locales y representantes federales de varias dependencias, incluyendo a Elaine Duke, secretaria interina del Departamento de Seguridad Nacional.

La comitiva incluye a la representante Jenniffer González-Colón; al secretario de Energía, Rick Perry, el administrador de EPA, Scott Pruitt; la administradora de Pequeños Negocios, Linda McMahon, el asesor de Seguridad Doméstica, Tom Bossert; el administrador de FEMA, Brock Long, se encuentra también en la isla.

La sorpresa de la reunión fue la presencia de la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, quien estuvo a 13 posiciones de distancia del mandatario (desde el lado izquierdo de éste).

La participación en este primer encuentro de Yulín Cruz destaca luego de que expresó su preocupación por la tardanza de la ayuda para miles de personas que perdieron sus viviendas y no tenían servicios, y el presidente Trump criticó el liderazgo de los funcionarios puertorriqueños.

El mandatario destacó la labor de varios funcionarios federales, incluyendo al jefe de Gabinete, John Kelly, quien viajó en la comitiva.

Luego, el presidente Trump destacó que sólo haya habido 16 muertos tras el huracán, no los miles que hubo en Katrina. “Puedes estar muy orgulloso, solo 16 en vez de miles en Katrina”, le dijo a Roselló, quien respondió la pregunta sobre el número de decesos.

El líder de los Estados Unidos recibirá una actualización sobre la situación en la isla y las acciones a seguir.

Fuente