Donald-Trump-v-Mark Zuckerberg-Facebook-Raccoon-Knows

Estados Unidos.- Donald Trump, el precandidato republicano a la Presidencia de EE.UU., ha encontrado el nuevo blanco para sus críticas. Se trata de Mark Zuckerberg, el fundador de Facebook, contra quien cargó el multimillonario por su postura abierta en materia de política migratoria.

Mark Zuckerberg, el fundador de la red social Facebook, es el nuevo centro de las críticas del líder de las encuestas primarias republicanas a nivel nacional, Donald Trump, por defender una política migratoria más abierta, mientras el candidato está decidido a cambiar el plan migratorio del presidente Barack Obama.

El grupo de interés público Fwd.us, fundado por Zuckerberg, Bill Gates (fundador de Microsoft), y Marissa Mayer (directora de Yahoo), está destinado a impulsar una política migratoria más abierta. La idea principal de Zuckerberg, que ha provocado la cólera de Trump, radica en emitir más visas del formato H-1B para que las empresas puedan contratar a más trabajadores extranjeros.

Trump, a su vez, quiere obligar a los empresarios a pagar sueldos más altos a los trabajadores titulares de las visas H-1B, lo que aumentaría las posibilidades de empleo para los estadounidenses y disminuiría la cantidad de migrantes contratados. “Esto mejorará la cantidad de empleados negros, hispanos y mujeres de Silicon Valley a los que se pasa por alto con tal de favorecer al programa H-1B” dijo el multimillonario, quien añadió que “hay muchas personas con títulos universitarios en ciencias, tecnología, ingenierías y matemáticas para cubrir las vacantes en el sector tecnológico”. Eso significa que los empresarios no necesitan las visas H-1B, sino que las están usando para mantener bajos los salarios, informa la CNN.

La visa del formato H-1B se usa ampliamente por empresas multinacionales de EE.UU., para que los trabajadores extranjeros de la misma compañía puedan trabajar en EE.UU. La visa supone una estancia temporal y un permiso de trabajo, que permite solicitar la residencia permanente o la ‘tarjeta verde’ en ese país.

FUENTE