Medicos

Mínima fue la asistencia de pacientes a los hospitales del Distrito Nacional, en el segundo día del llamado a paro nacional convocado por los gremios del sector salud.En el área de espera para consultas en el hospital infantil doctor Robert Reid Cabral la presencia de los pacientes fue escasa, debido a que los médicos y enfermeras dieron cumplimiento al llamado a huelga de 48 horas.

En ese centro solo en emergencia mantuvo un flujo regular de pacientes. Fue notorio ver a las madres acudir con sus hijos afectados de alguna dolencia, como Yulissa Almánzar, quien llevó a su pequeña hija con fiebre y dificultad respiratoria para que recibiera atenciones médicas.

En tanto otras esperaban la entrega de los resultados de los exámenes que le habían indicado a sus hijos. En este centro los médicos, agrupados fuera del recinto, aseguraron que el servicio en áreas críticas como onco-hematología, cirugía y cuidados intensivos no fue descuidado.

Igual situación se vivió fuera del hospital Santo Socorro, donde el personal de salud apostado en la entrada gritaba al unísono: “No queremos arroz, tampoco coditos, queremos los filetes que comen los ministros”.

Los manifestantes alegaban que esa huelga no es política y que llevan más de dos años reclamando aumento del 5% del PIB para el sector. En tanto, los pacientes que acudieron este jueves a ese hospital y que fueron atendidos por la unidad de emergencia, expresaron su apoyo a la huelga que llevan a cabo los gremios de la salud. Alegaron que los reclamos son justos debido a la situación de precariedad que atraviesan los hospitales.

Al respecto, Silvania Pérez, quien llevó su pequeño de un año al hospital por problemas respiratorios, dijo estar de acuerdo con la huelga de los médicos porque “son los únicos que brindan atención a los enfermos pobres que asisten a los centros de salud pública”.

De igual forma opinó María, quien relató que hace un mes llegó con su hijo adolescente a la emergencia de ese hospital afectado de una crisis de asma y tuvo que salir a comprar hidrocortisona ya que no tenían ese medicamento. “A mi hijo tenían que nebulizarlo y tuve que salir a comprar la solución de hidrocortisona que costaba RD$90.00 porque no había en el hospital”, dijo.

La mujer, que esperaba sentada junto a otras, agregó que “estoy de acuerdo que los médicos reclamen porque el que se fuñe es el pobre”. También, los pacientes consultados por este medio, que asistieron al hospital Luis E. Aybar, favorecieron la paralización de los hospitales ya que consideran que los centros de Salud Pública del país carecen de medicamentos y equipos y en su mayoría las plantas físicas están en muy malas condiciones.

Sandra Ruiz Guillén, residente en la comunidad de La Victoria, dijo que se vio precisada a trasladar hasta la capital a su hermana, afectada de una situación delicada de salud, porque el hospital de la comunidad no tiene condiciones para brindar asistencia a los enfermos.

Los gremios agrupados en el Pacto Nacional de la Salud decidieron convocar al personal médico y de enfermería en todos los hospitales del país que corresponden al Servicio Nacional de Salud y los del Instituto Dominicano de Seguros Sociales, en demanda de varias reivindicaciones como son un mayor presupuesto para el sector salud, mejores condiciones en los hospitales, pensión digna para los pensionados y jubilados, aumento salarial para los médicos y enfermeras, entre otras.

Movimiento de lucha

Desde mediado de enero los gremios de la salud, encabezados por el Colegio Médico Dominicano, anunciaron una jornada de lucha que inició con paros escalonados en los hospitales del interior del país.

El presidente del Colegio Médico Dominicano, Waldo Ariel Suero, ha denunciado que las autoridades gubernamentales no quieren conversar con los gremios de la salud y que no le han dejado otro camino que profundizar la lucha y refirió que no descarta ningún mecanismo de lucha para lograr el objetivo.

Ha reiterado su disposición de dialogar con el Gobierno sobre la situación que afecta los trabajadores la salud y al sector en sentido general. Asimismo, anunció que el problema de la salud afecta a todo el país por lo que buscará el apoyo de otros sectores de la sociedad civil.

El presidente Danilo Medina, durante la reunión con los directores de diarios, refirió que paralizar los hospitales “de una manera olímpica” no ha sido la mejor estrategia utilizado por el Colegio Médico Dominicano para conseguir un aumento salarial, porque no se puede comenzar con el recurso extremo.

Afirmó que la medida de los gremios es inapropiada debido a la situación de emergencia internacional sobre la enfermedad del Zikavirus que puede afectar, incluso, a futuras generaciones. El presidente Medina no descartó que haya motivaciones políticas en el movimiento huelgario.

En el 2013 aumentaron 10% al sector salud

En el 2013 el Gobierno aprobó un aumento salarial de 10% al personal público de salud, el cual que incluyó a los empleados del Instituto Dominicano de Seguros Sociales (IDSS). El incremento salarial se logró bajo la administración del exministro Freddy Hidalgo, y en la presidencia del Colegio Médico Dominicano de la doctora Amarilis Herrera. En ese entonces el reajuste representó una inversión de dos mil millones de pesos el cual sería aplicado en 2014. En esa época los gremios y las autoridades de salud acordaron llevar al 100 por ciento las pensiones y jubilaciones del sector, ya que muchos médicos pensionados no llegan ni al 50%. Otro acuerdo fue la asignación adicional de RD$511 millones para el 2014, destinados para completar el 75 por ciento de los incentivos por antigüedad en el servicio.

FUENTE