Un miembro del equipo de filmación de la película ‘City of Lies’ está demandando a Johnny Depp por haberlo golpeado durante la grabación. Se trata de Greff “Rocky” Brooks, jefe de locaciones del film, quién alega que el actor le gritó obscenidades y luego le pegó dos veces en las costillas al tiempo que le decía que le daría $100 mil dólares si le devolvía los golpes.

La demanda fue presentada el viernes en la ciudad de Los Ángeles. En ella, Brooks también relata que fue despedido del proyecto cuando se negó a firmar unos documentos en los que se comprometía a no presentar ninguna denuncia sobre el incidente.

En los papeles presentados ante la corte, el hombre relata que el hecho ocurrió en Abril del 2017. El equipo tenía permiso para grabar en un hotel hasta las 19:00 hrs. en exteriores y hasta las 22:00 hrs. en el interior. Por orden del director, Brook fue a pedir que extendieran el permiso ya que Depp quería filmar una versión más larga de la escena. El pedido fue aceptado en dos oportunidades, pero a las 23:00 hrs. les pidieron que finalicen las grabaciones. Fue allí cuando el director, Brad Furman, le dijo que le avisara al actor que no podían seguir filmando.

En ese momento, según cuenta Brooks, su intención fue pedirle a uno de los policías del set que lo acompañe a comunicarle las noticias al actor. Pero antes de que pudiera hacerlo, Depp comenzó a gritarle. “¿Quién carajo eres túNo tienes derecho a decirme que hacer“.

El hombre intentó explicarle que como manager de locación, tenía que asegurarse que la producción cumpliera con los permisos de la ciudad. En ese momento el actor volvió a gritarle. “No me importa quién eres, y no puedes decirme que tengo que hacer“. Seguido de eso, comenzó a golpearlo y le ofreció dinero para que le pegara en la cara. Los guardaespaldas del actor pusieron fin al hecho. Según declara Brooks, se podía sentir el aliento a alcohol saliendo de su boca.

Este es otro conflicto más que se suma a los que viene teniendo desde hace un tiempo. Al margen de los sonados escándalos con Amber Heard, su exesposa que lo acusó por maltrato, sus relaciones sentimentales -Jennifer Grey, Sherilyn Fenn, Winona Ryder y Kate Moss- han finalizado siempre con ruido de fondo. Además en el último tiempo, el actor se declaró en banca rota, razón por la cual decidió salir de gira con su banda y recuperar un poco del dinero perdido.

Hace poco durante una entrevista con la revista Rolling Stone, Depp confesó que sufrió un gran cuadro de depresión que lo llevó a caer en el alcohol y las drogas. “Caí hasta lo más bajo que se podía. El próximo paso era: ‘Vas a llegar a algún lugar con los ojos abiertos y vas a salir de ahí con los ojos cerrados. No podía soportar el dolor en mi día a día“, dijo. “Me servía un vodka cada mañana y empezaba a escribir hasta que las lágrimas cubrían mis ojos y ya no podía ver la página. Aún sigo preguntándome qué hice para merecer esto. Traté de ser bueno con todos, ayudando a todo el mundo y siendo honesto… La verdad es lo más importante para mí. Y aun así ha ocurrido todo esto”, se sinceró

Hasta el momento, tanto el actor como sus representantes no han hecho declaraciones al respecto.

Fuente