Policía

SANTO DOMINGO. El aumento de los salarios y mejores condiciones laborales para los agentes son sólo las situaciones internas más notorias dentro de las filas de Policía Nacional, que han provocado a varios de sus miembros a manifestarse a través de las redes sociales y a decenas de sus familiares a exigir en las calles que esas problemáticas sean atendidas.

Alistados consultados, bajo condición de no publicar sus nombres, señalan que dentro del cuerpo ocurren prácticas que consideran corruptas para la obtención de privilegios, que van desde la entrega parcial o total, en ocasiones, de sus sueldos a oficiales de alto rango para que les sean asignadas armas de reglamento modernas y en buenas condiciones y hasta para la indumentaria que utilizan.

“Para que a uno le den una pistola nueva o un revólver que esté bien, hay que caminar”, dijo un raso de la uniformada, en alusión a la entrega de dinero a sus superiores, a cambio del referido servicio.

El mismo agente refiere que “hasta conseguir un uniforme es un problema aquí; se le gastan las botas a uno, y para que les consigan otras, hay que mover relaciones, o sea, comprometerse con los jefes a ayudarlos con algo”, dijo, tras especificar que puede ser dinero o alguna diligencia particular.

Mientras que otro agente del mismo rango afirma que la colocación en algunos puestos donde se considera que “se trabaja menos” también está condicionada, regularmente, a acuerdos particulares con quienes les asignan sus funciones.

Sancionan a quienes hablan

Todos los miembros de la Policía que han denunciado públicamente situaciones negativas que acontecen en el cuerpo del orden han sido sancionados con cancelaciones, suspensiones y retiro forzoso de la institución.

FUENTE