image

 

Melissa Rivers, hija de la comediante y presentadora Joan Rivers, ha seguido pagando a los empleados domésticos y de belleza de su madre después de que falleciera el año pasado después de someterse a una endoscopía de garganta en Nueva York.

Una fuente explicó al periódico New York Daily News: “Melissa está cumpliendo esa voluntad de su madre, quien siempre quiso que sus empleados tuvieran un buen salario y seguro médico; también los apoyaba con los estudios de sus hijos, y les prometió que sería un trabajo para toda la vida”.

“Melissa cada vez se parece más a Joan. Ella misma se asusta cuando se percata de ello, se está volviendo más intolerante hacia ciertas cosas, pero también más humana y protectora”, dijo un amigo de la familia.

Fuente