Ministro de Educacion

El ministro de Educación, Carlos Amarante Baret, admitió ayer que esa institución sí está facultada para regular el establecimiento de las tarifas en los colegios privados.Afirmó que todos los años la Dirección de Colegios Privados de esa institución recibe las solicitudes y los formularios con los expedientes anexos de los centros educativos que solicitan autorización para efectuar aumentos en sus tarifas.

Amarante Baret explicó que de unos 1,066 colegios que se acogieron a ese proceso este año, el 51% lo hizo de acuerdo a lo previsto por la ley, en cumplimiento con los requisitos y con la aprobación del 95% de las asambleas de padres y madres de esos centros.

Dijo que, incluso, de los colegios supervisados, hubo un 7%, alrededor de unos 38 o 40, que bajaron sus precios este año.

“Porque para que el colegio sea autorizado tiene que venir con una comunicación firmada por la directiva de la Asociación de Padres y Madres del colegio, y cuando eso no sucede, y los colegios lo hacen arbitrariamente, entonces los padres tienen un procedimiento que es venir aquí al Ministerio de Educación, poner su queja y nosotros aquí iniciar un proceso de conciliación entre las partes”, explicó.

El funcionario afirmó que hace años que estos casos no han tenido que ir a parar a manos de la justicia ya que con la conciliación del ministerio ha sido suficiente, tras agregar que cuando se ha reunido con las asociaciones de padres y madres y los propietarios de centros educativos se les ha explicado el procedimiento a seguir.

“Lo que sucede es que todos los años aumentan y le voy a decir algo, cuando un colegio aumenta, la asociación de padres manda la carta diciendo que no está de acuerdo… son aumentos que generalmente están entre un 10 y un 15% en los que lo hacen. Siempre hay padres que quedan inconformes, que son los que pegan el grito al cielo como se dice, y van a los medios y se quejan. Si la asamblea de padres resuelve mayoritariamente, entonces es una decisión de mayoría, y eso está debidamente comprobado aquí y certificado en el ministerio”.

Libros de texto

En otro orden, el ministro de Educación afirmó que los cambios de libros de texto no se harán hasta tanto el currículo no sea revisado y actualizado. “Y esa tarea todavía no ha terminado, mientras tanto, nos vamos este año escolar con los mismos libros del año pasado y es válido para la escuela pública como para la escuela privada”, explicó el funcionario a elCaribe vía telefónica.

Amarante Baret: “Nadie puede cambiar los libros”

Amarante Baret exhortó a los padres a acudir a la Dirección de Centros Educativos de esa institución si los colegios donde estudian sus hijos pretenden cambiar los libros. “Y nosotros intervenimos con eso. Nadie puede cambiar libros de texto hasta que no se termine la revisión curricular. Esa es la decisión que hemos tomado el año escolar 2015-2016”. El funcionario estimó que la revisión curricular culminará en el año 2016-2017.

FUENTE