image

 

Justin Bieber parece ser su propio enemigo y su equipo de relaciones públicas parece saberlo.

Son conocidos los problemas que ha tenido el canadiense con la justicia en los últimos tiempos y parece que su equipo de agentes no quieren echarle más leña al fuego, especialmente cuando se acerca el lanzamiento de una nueva producción musical.

Según cuenta Page Six, los managers de Bieber le han prohibido hacer entrevistas en directo por miedo a que diga alguna tontería, comentario peligroso o hable de más.

Todas las intervenciones del cantante de 21 años están siendo grabadas con anterioridad para poder ser editadas, por si acaso a Bieber se le ocurre decir alguna barbaridad.

“La gente de Bieber está aterrorizada con la idea de que hable en vivo que están haciendo todo pre grabado”, contó una fuente a Page Six.

“A veces para encajar pretendemos ser alguien que no somos, y terminamos viéndonos como un idiota… eso fue lo que me pasó a mí”, declaró Bieber en el programa de Ellen DeGeneres.

El artista se presentará en vivo en la gala de los Video Music Awards de MTV este domingo 30 de agosto.

Fuente