La madre de la cantante dice que la llevarían a terapia psicológica, porque esa obsesión sobrepasaba los límites.

Billie Eilish estuvo a punto de ser llevada por sus padres a terapia psicológica, ya que su obsesión por Justin Bieber sobrepasaba los límites de la normalidad.

Maggie, la madre de la cantante, fue quien revelara este episodio de Billie en una entrevista radiofónica, en la que dijo que su hija verdaderamente sufría, lloraba de dolor cuando veía frustrado su deseo de conocer en persona a Bieber, llegando al punto en que consideraron que debían acudir a ayuda profesional, pues la jovencita no podía seguir con su vida por la obsesión por su ídolo.

Billie Eilish nunca ha ocultado su admiración por Justin, pero nunca había revelado hasta qué punto su artista favorito llegó a controlar su vida.

Fuente