Las hermanas son señaladas de mantener en malas condiciones laborales a empleados de una fábrica de bolsos y ropa en Bangladesh.

Acusan a Kendall y Kylie Jenner de no pagar a sus empleados, después de una denuncia hecha en redes sociales en contra de una empresa en Bangladesh, donde se fabrican bolsos y ropa de la marca propiedad de las jóvenes.

Las dos empresarias negaron tener responsabilidad alguna en este problema: “Nos gustaría negar el desafortunado rumor de que Global Brand Group es propietaria de la marca Kendall+Kylie, y que hemos descuidado el pago de nuestros trabajadores de las fábricas en Bangladesh, como resultado de la pandemia del Covid-19”, y aclararon que su marca es propiedad de 3072541 Canada Inc.

Las hermanas menores del clan Kardashian-Jenner se solidarizan con los trabajadores, y por las necesidades que están sufriendo durante esta pandemia: “Sabemos que estos son tiempos difíciles para la industria de la moda y los trabajadores de la confección general. Seguimos apoyando a nuestros socios que trabajan en fábricas que elaboran nuestros productos”.

Fuente