image

 

Así es el plan que tiene la estrella de E! para recuperarse.

Desde que Rob Kardashian decidiera afrontar su problema de peso ha ido adoptando diferentes medidas que le ayudan a llevar una vida más saludable y acorde a un chico de 28 años. Uno de esos pasos en la conquista de un cuerpo atlético ha sido la contratación de un chef, que cocine comida sana que le ayude a perder todos los kilos que ha ido acumulando en los últimos años en los que ha pasado casi recluido en casa.

“Por primera vez en mucho tiempo Rob está decidido a cambiar sus hábitos alimenticios. Ha estado hablando con un cocinero y se encuentra muy bien”, cuenta una fuente a E! News.

Pero no solo quiere asombrar a la báscula con su cambio de dieta sino que se propuso también seguir un estricto régimen deportivo con su entrenador personal Gunnar Peterson.

“Su entrenamiento incluye más que cardio y pesas”, señala el informante.

La actitud de Rob frente a su peso ha cambiado tanto que hasta se ha permitido el lujo de bromear sobre su peso, culpando de él a los batidos. Junto a una foto suya de junio de 2011 subida a Instagram, en la que aparece con varias de estas calóricas bebidas, escribió: “Comenzó aquí mismo, con estos batidos jajaja”.

Gunnar ya había contado anteriormente lo duro que está trabajando Rob y que terminaría encontrándose “mejor que nunca”.

“Está siempre yendo y viniendo. Pero hace sitio en su agenda y va por buen camino. En su vida esto es un capítulo, no es ‘El libro de Rob’. Lo verán mejor que nunca. ¡Estén atentos! ¡Acepto apuestas!”, contaba Gunnar a Us Weekly.

Durante las últimas semanas Rob ha estado colgando en las redes sociales actualizaciones sobre sus entrenamientos, revelando con ello que había estado de caminata con su hermana Kim Kardashian y que en medio de un entrenamiento matutino se encontró con su hermana Kylie Jenner.

Fuente