image

 

A Romeo Santos no le gusta el tema. De entrada, lo dejó claro: “Yo no me quiero meter en política, ni en religión, ni en bochinche”.

Pero su elocuencia e irreverencia pudieron más, y con sólo una frase, el bachatero transgredió sus propios límites. El resultado fue inmediato: encendió la chispa de los cientos de latinoamericanos que llegaron la noche de este viernes al Barclays Center, en Brooklyn.“¡Fu** you Donald Trump!” (Jó**** Donald Trump), expresó el intérprete, mientras la multitud que llenó el estadio respondía exaltada, aplaudía, levantaba y agitaba los brazos.

De esta forma, el “Rey de la Bachata” se unió a la larga lista de artistas y otras personalidades públicas que han usado su influencia para pedir que se detenga la xenofobia y la discriminación, no sólo hacia los mexicanos, sino hacia la comunidad inmigrante en general.

“Trump tiene problemas con los mexicanos, pero ellos son los que le construyen sus edificios”, agregó con firmeza el cantante.Su planteamiento, aunque breve, fue suficiente para unir en un mismo grito de indignación a esos que él llama “romeristas”. Sin embargo, el anterior, fue uno de los tantos paréntesis emotivos de la jornada musical.

Fuente