iglesia

Dajabón.- Los cadáveres de los tres niños menores que perecieron ahogados en una excavación, donde se construye una escuela en el sector norte de esta ciudad, fueron llevados a la Iglesia Nuestra Señora del Rosario donde se oficia una misa de cuerpo presente.

Al lugar se presentó el ministro de Educación,  Carlos Amarante Baret;  la gobernadora Ramona Rodríguez;  el director de la Policía Escolar y fueron suspendidas las docencias en los centros educativos del municipio.

El funcionario dio el pésame y participa junto a familiares amigos y población en los oficios religiosos.

Los niños Alex Manuel Esteves Abreu, de 12 años, Erick Cordero, de 12,  y la niña de Amauris Rivas, de 13, cayeron al hoyo lleno de gua verde, mientras supuestamente jugaban en el lugar.

La población de Dajabón esta acongojada por el suceso, mientras los familiares culpan al gobierno de tener una obra paralizada por lo que los niños tomaron el lugar para jugar pelota.

FUENTE