Embarazo-Superfetal-Raccoonknows.jpg

 

Las varices son venas que se dilatan y pueden verse a simple vista en la superficie de la piel. Las varices no gustan a nadie, recordando que las mismas suelen aparecer normalmente en las piernas. Pero este no es el único lugar donde vamos a poder encontrarlas, sino que también las podremos ver en otras partes del cuerpo como en la vulva en el caso de las mujeres.

En muchas ocasiones las varices no duelen, pero en otros casos pueden ser dolorosas o molestas, sobre todo si la persona que tiene varices tiene que estar durante muchas horas de pies.

¿Me pueden salir varices durante el embarazo?

Las varices aparecen durante el embarazo en muchas mujeres. Esto se debe a que el útero crea una gran presión sobre la vena cava inferior (la cual se sitúa en la parte derecha del cuerpo). Esta vena a su vez ejerce presión sobre las venas de las piernas, las cuales se hinchan demasiado y provocan las temidas varices.

Hay que dejar claro que las varices no salen a todas las mujeres en el embarazo. Esto dependerá del perfil de cada mujer, aunque según los últimos estudios, se ha demostrado que las mujeres con madres que han sufrido varices, tienen un mayor riesgo de sufrirlas también. También correrás más riesgo de sufrir varices si tienes sobre peso o si vas a tener dos o más hijos a la vez.

Como dato positivo, hay que añadir que las varices tienden a desaparecer o al menos a reducirse una vez producido el parto. Esto se debe a una bajada de la presión de la vena cava, lo cual se traduce en una menor presión sobre las venas de las piernas y por ello la desaparición visual de las venillas de las piernas.

¿Cómo tratar las varices durante el embarazo?

Si comienzas a ver que las varices comienzan a tener presencia en tus piernas o en el resto del cuerpo, te invitamos a seguir los siguientes consejos. Gracia a los mismos conseguirás que las varices se noten menos.

– Para reducir la aparición de varices te recomendamos realizar ejercicio con moderación. Por ejemplo, puedes apostar por caminar rápido, con el objetivo de conseguir mejorar la circulación de la sangre por tus piernas.

– Si comienzas a notar que las varices comienzan a tener presencia en tus piernas o en tu cuerpo, te invitamos a subir las piernas cuando tengas la ocasión. Esto te permitirá conseguir una mejor circulación de la sangre por las venas.

– Intenta no estar muchas horas de pie. Esto provocará que la presión sobre tus piernas sea mayor, de aquí que las varices sean más notables.

¿Cómo prevenir las varices en el embarazo?

A continuación, pasamos a mostrarte algunos consejos muy útiles a la hora de prevenir la aparición de las varices. Estos consejos te ayudarán a prevenir la aparición de las mismas, pero no quiere decir que estés exenta de sufrir este problema.

– Es importante tener siempre un peso adecuado, con el objetivo de conseguir que las piernas no tengan que soportar un peso elevado.

– Durante el embarazo es muy importante no cruzar las piernas. Debes recordar que cruzar las piernas provocará que la circulación de la sangre se vea perjudicada, lo cual fomentará la aparición de las temidas varices en tus piernas.

– A no ser que el médico te indique lo contrario, es importante que no pases largos periodos de tiempo sentada. Te invitamos a moverte un poco al menos cada 20 minutos, para fomentar la circulación de la sangre de tus piernas.

Los médicos recomiendan dormir sobre el lado derecho, con el objetivo de evitar que la vena cava inferior tenga aún más presión. Si quieres más información sobre prevención, lee este interesante artículo.

¿Pueden ser graves las varices para él bebe?

Las varices en ningún momento afectarán al feto durante el embarazo. Puedes estar tranquila de que tu hijo estará sano, ya que las mismas no influirán para nada en tu hijo.

Las varices no solo son inofensivas para tu embarazo, sino que tampoco te provocarán ningún tipo de problema de salud en la gran mayoría de casos. Eso sí, a pesar de que son inofensivas, tienes que saber que en algunos casos pueden ser dolorosas o molestarte.

Si ves que tus varices se coagulan, lo mejor que puedes hacer es acudir a tu médico cuanto antes, para que las examine y determine si pueden ser graves o no. También tendrás que acudir a tu médico si sientes que tus piernas están demasiado hinchadas o comienzas a sufrir úlceras en tus piernas.

Pero hay que recordar que por regla general estos problemas no suelen sucederse. Tan solo se suelen quedar como un problema de estética, el cual tenderá a desaparecer una vez que el embarazo llegue a su fin.

Fuente