Loading...

 

El reconocido actor Morgan Freeman ha sido acusado por ocho mujeres de supuesto acoso sexual. Después de que personalidades de Hollywood como el productor Harvey Weinstein y estrellas de la televisión como el presentador Matt Lauer fueran acusados de acoso sexual, ahora surgen nuevas acusaciones en contra de otro famoso. El actor de películas como The Bucket ListSeven y The Shawshank Redemption está bajo el ojo del huracán y niega las alegaciones.

“Todos los que me conocen o han trabajado conmigo saben que no soy el tipo de persona que intencionalmente ofendería o haría sentir incómodo a alguien”, expresó Freeman en un comunicado a PEOPLE. “Ofrezco mis disculpas a cualquier persona que se haya sentido incómoda o que le han faltado el respeto esa nunca fue mi intención”.

Ocho mujeres hablaron con CNN sobre supuesto acoso y comentarios inapropiados por parte de la estrella de Hollywood. Una de las mujeres, que trabajó como asistente de producción en la película Going in Style en el 2015, alegó anónimamente que Freeman la tocó varias veces e hizo comentarios inapropiados sobre su apariencia física. “Hacía comentarios constantemente sobre cómo yo lucía”, dijo ella a CNN. La mujer, que tenía 20 y tantos años cuando trabajó con el actor, añadió que él “seguía tratando de levantarme la falda” y le preguntó “si tenía puesta ropa interior”.

El ganador del Oscar, de 80 años, también fue acusado anónimamente por otra mujer en una posición superior dentro de su equipo de producción en la película Now You See Me de acosar a su asistente varias veces. La mujer alegó que las mujeres que trabajaban cerca del actor sabían que no podían ponerse ropa ajustada o mostrar escote cuando él estaba en el set por su comportamiento inapropiado.

Las mujeres declararon a CNN que prefirieron no reportar los incidentes de supuesto acoso anteriormente por miedo a perder sus trabajos. La propia coautora de la investigación, la reportera de entretenimiento de CNN Chloe Melas, alegó que el actor le había hecho comentarios inapropiados cuando ella lo entrevistó en un junket de la película Going in Style. Melas dijo que Freeman la miró de arriba abajo mientras estaba embarazada y le dijo: “Me gustaría estar ahí adentro” y “ya estás madura”.

Melas aseguró que ella sí reportó el incidente al departamento de recursos humanos de CNN que contactó a Warner Bros, la productora de la película pero no pasó nada más porque “no pudieron corrobar su historia porque solo uno de los comentarios de Freeman había sido captado en video”.

Fuente