Loading...

alimentos_grasos_1

¿Consumes raciones de acuerdo a tu peso y edad, pero aun así te quedas con hambre? Es posible que con cada alimento graso que comes estés dañando la manera en la que tu cuerpo percibe lasensación de saciedad, y por consiguiente es más difícil que puedas mantener una dieta.

Más allá de la fuerza de voluntad o la decisión de cambiar de hábitos de vida, el impacto de una dieta alta en grasa (sin importar el tiempo que haya durado) puede ser el principal factor que influya en las posibilidades de bajar de peso en una persona con obesidad de acuerdo con un estudio de la  International Journal of obesity.

No sólo cambia tu figura, incrementa tu apetito

Realizado por Stephen Kentish, de la Universidad de Adelaida, la investigación reveló cómo una dieta alta en grasa puede dañar de manera irreversible, los nervios del estómago encargado de enviar las señales de saciedad al cerebro. En otras palabras,  entre más alimentos chatarra se consuma disminuye la sensación de satisfacción.

Y esto se puede deber a una alteración de la icretina; una hormona que tiene como objetivo regular el apetito y que en el caso de las personas con obesidad ocasiona que los nervios del estómago pierdan sensibilidad para percibir una satisfacción y enviar así la orden al cerebro para dejar de comer.

Esto podría dar la explicación de por qué a las personas les cuesta mantener una dieta durante mucho tiempo, y cómo después de determinado tiempo se tiende a subir nuevamente de peso.

Además de este daño, una alimentación alta en grasa también se vuelve adictiva ya que genera que se activen los centros de recompensa del cerebro.

Existe muchos factores que dificultan la pérdida de peso, pero son más las complicaciones a la salud producidas por la obesidad ya que a la larga pueden causar la muerte.

Fuente Salud180