La Policía Nacional reveló ayer que varias personas han sido interrogadas con relación al asalto de la hija del exjefe del cuerpo del orden público, general retirado Jaime Marte Martínez, a quien dos desaprensivos a bordo de una motocicleta despojaron de su cartera la noche del lunes.

“La hija del exjefe de la Policía fue a un salón en Los Ríos y cuando salió lo hizo a pie, porque le queda cerca de su casa. Cuando iba caminando para su casa como a la 7:00 siete de la noche del lunes, dos hombres en un motor le arrebataron la cartera que llevaba y emprendieron la huida”, explicó ayer el vocero de la Policía Nacional, general Nelson Rosario.

Varios trabajos publicados la semana pasada en este diario revelan el reclamo constante de los ciudadanos de Santo Domingo y el Distrito Nacional, quienes aseguraron que por el alto nivel de la delincuencia no está segura ni dentro de sus casas.

El general Rosario aclaró que no hubo forcejeo entre los desaprensivos y la joven, sino que solo le arrebataron la cartera y no pasó a mayores.

“Hemos interrogado a varias personas por el caso y estamos trabajando en la identificación de los autores del suceso”, dijo Rosario.

Hasta la tarde de ayer, el vocero de la Policía todavía no manejaba la información de qué llevaba la joven asaltada en la cartera.

Residentes del Distrito Nacional y Santo Domingo aseguran que los atracos y muertes a causa de los delincuentes han aumentado y sus residentes aseguran que la seguridad que brinda la Policía Nacional es escasa.

“Los atracos no eran tan frecuentes en la zona pero que últimamente es insoportable”, contó Carlos Andújar, residente en Capotillo.

Andújar, quien tiene unos 25 años residiendo en ese sector de la capital, dijo que el patrullaje policial no es constante y que no se debería permitir que dos personas circulen en una motocicleta.

Los residentes sostienen que a las 6:00 de la mañana no es seguro caminar, pero mucho menos en horas de la noche, ni siquiera sentarse en las galerías de sus viviendas.

Asimismo, en los alrededores de la avenida Albert Thomas, han fallecido varias personas durante atracos en horas de la noche.

Los residentes afirman que el patrullaje no es constante, por lo que no hay seguridad en el sector.

En Sabana Perdida, de Santo Domingo Norte, los atracos son constantes y la gente se convierte en víctima hasta en la puerta de su casa.

El patrullaje policial en Sabana Perdida, según cuentan los  residentes, no es algo de todos los días, pero sostienen que el hecho de que recorran el sector no es la solución.

“En esa calle, la Vertical,  ahí atracan mucho”, expresó Justo, un residente del sector, tras contar que un joven fue asaltado en la puerta de su vivienda cuando llegaba del trabajo.

Los munícipes sostienen que cuando cae la noche es común ser atracado, situación que se ha vuelto difícil para ellos.

FUENTE