Actualmente beber jugos naturales es una de las tendencias de nutrición y salud más populares. Cada día con más fuerza tenemos a la mano una larga lista de opciones que se relacionan con su extraordinario poder terapéutico y según la variante de jugo aportará bondades específicas.

Lo cierto es que beber jugos es una maravillosa alternativa para aumentar el consumo de frutas y verduras, aportan nutrientes esenciales de gran valor medicinal, brindan buenos niveles de hidratación, mejoran el proceso digestivo e intestinal y tienen efectos depurativos, entre otras genialidades.

La buena noticia es que beber jugo fresco no tiene que ser verde y lleno de espinacas para ser una opción saludable. El ejemplo perfecto es el jugo de granada que no sólo es portador de un color rojizo granada vibrante que sin lugar a dudas se antoja a simple vista, es un tesoro nutricional que contiene más de 100 sustancias fitoquímicas. 

La granada es una fruta que se lleva cultivando por años y es utilizada desde épocas antiguas como un gran aliado medicinal. Entre sus principales bondades se encuentra su inigualable poder antioxidante que le confiere grandes propiedades curativas, entre las que se destaca como un buen aliado en la prevención del cáncer, el apoyo inmunológico y la fertilidad.

Lo que un vasito de jugo de granada puede hacer por tu salud:

1. Gran aporte de antioxidantes

El jugo de granada es considerado un extraordinario antídoto medicinal y esto se debe en gran parte a su inigualable contenido en antioxidantes. En concreto sus jugosas semillas obtienen su característico rojo vibrante de los polifenoles, sustancias químicas de gran poder antioxidante. De hecho diversos estudios han comprobado que el jugo de granada contiene los niveles más altos de antioxidantes en comparación con los jugos de otras frutas, tres veces más que el vino tinto y el té verde. Este aporte es muy valioso para la salud, ya que tiene la gran cualidad de eliminar a los radicales libres, protege de todo tipo de daños a las células y reduce la inflamación.  

2. Inigualable fuente de vitamina C

La vitamina C es un nutriente esencial para el buen funcionamiento del organismo, no sólo actúa como un poderoso antioxidante en el cuerpo, se asocia con importantes funciones. Tan solo un vaso pequeño de jugo de granada aporta el 40% de las necesidades diarias de vitamina C (para obtener todos sus nutrientes es indispensable beber el jugo fresco). Este aporte de vitamina C se relaciona con grandes bondades para proteger al sistema inmunológico, es un gran aliado en la prevención de enfermedades (sobre todo las causadas por virus y bacterias), es un agente clave en la producción de colágeno y es indispensable para la correcta absorción de hierro. 

3. Buen aliado en la prevención del cáncer

En los últimos años el jugo de granada causó enorme sensación debido a un trabajo de investigación en el cual se comprobaron sus grandes beneficios como tratamiento alternativo para detener el crecimiento de las células del cáncer de próstata. A la vez es considerado un buen complemento para aliviar los síntomas derivados de la quimioterapia.

4. Poderoso depurativo

Una de las más importantes cualidades del jugo de granada se encuentra en sus grandes bondades para el hígado, su consumo se relaciona con grandes beneficios para fortalecerlo y ayuda a eliminar toxinas. Su contenido en ácido cítrico, potasio y agua interviene de manera positiva en la eliminación de líquidos retenidos y asegura un buen funcionamiento renal.

5. Mejora la digestión

El jugo de granada tiene efectos positivos sobre la digestión, esto se debe a que tiene la capacidad de reducir la inflamación en el intestino y así mejorar todo el proceso de digestión. Es considerado un gran aliado para personas que padecen condiciones como colitis ulcerosa, la enfermedad de Crohn y otras enfermedades inflamatorias en el intestino. 

6. Contra la inflamación

Gracias a su poderosa concentración en antioxidantes, el jugo de granada es un poderoso agente antiinflamatorio. Es un extraordinario aliado natural para combatir la inflamación crónica, previene el daño en el cuerpo y reduce significativamente el estrés oxidativo, que se relaciona directamente con el desarrollo de enfermedades crónicas y degenerativas. 

7. Cardioprotector

El jugo de granada se asocia con grandes beneficios para la salud cardiovascular, esto se debe en gran parte a su capacidad de combatir los altos niveles de colesterol en la sangre. A la vez se relaciona con cualidades para reducir el riesgo de padecer arterioesclerosis, los fitoquímicos de la granada ayudan contra la formación de placas de ateroma en las paredes de las arterias. También se han comprobado sus beneficios en la reducción de los niveles de presión arterial alta. 

8. Contra la artritis

La granada contiene unas sustancias llamadas flavonoles que tienen la peculiaridad de bloquear la inflamación que contribuye a la osteoartritis y el daño en los cartílagos. Su consumo es un gran aliado como tratamiento complementario en los casos de artritis e inflamación de articulaciones.

9. Mejora el rendimiento sexual y la fertilidad

La concentración de antioxidantes que contiene el jugo de granada, interviene en la eliminación de los radicales libres, esto a su vez afecta el estrés oxidativo y aumenta de manera positiva la fertilidad. Está comprobado que el estrés oxidativo causa disfunción de los espermatozoides y disminuye la fertilidad en mujeres. Beber jugo de granada también puede aumentar los niveles de testosterona en hombres y mujeres, una de las principales hormonas detrás del deseo sexual.

10. Ayuda a perder peso

El jugo de granada es un buen aliado para perder peso, esto se debe a la combinación de diversos factores. Entre los que se destacan su capacidad para eliminar toxinas, su poder diurético, sus beneficios digestivos y su poder saciante y energetizante. Interviene de manera positiva acelerando el metabolismo. 

Fuente