Pasar de un “quarantini” o una cerveza a tomarte toda la botella o el six completo no es la mejor manera de relajarte cuando se trata de detener la propagación del coronavirus, el alcohol está empeorando la actual crisis de salud.

Los adultos están bebiendo más durante la pandemia de acuerdo a las estadísticas. La Asociación Americana del Corazón señala que esta situación aumenta los riesgos para la salud, entre muchas causas, porque los sistemas inmunes resultan comprometidos.

Ventas de alcohol en línea aumentaron casi 500%

Las ventas de alcohol en las tiendas aumentaron un 54% a fines de marzo en comparación con ese momento el año pasado, mientras que las ventas en línea llegaron a aumentar casi un 500% a fines de abril, según Nielsen. El consumo más alto se reporta entre los adultos más jóvenes.

¿Por qué el consumo excesivo de alcohol favorece la propagación?

Las personas que dependen del alcohol tienen sistemas inmunes comprometidos, lo que reduce la capacidad del cuerpo para combatir enfermedades infecciosas como COVID-19.

“Cuanto más bebas, mayor es tu riesgo”, dijo la Dra. Mariann Piano, investigadora de abuso de sustancias.

El alcohol afecta las funciones cerebrales, como la memoria, el equilibrio y el pensamiento racional. Piano señala un punto clave en la propagación del COVID-19: “He visto bares donde no hay distancia física, con personas agrupadas o alineadas entre sí”.

Otros riesgos que aumenta el  consumo de alcohol en exceso:

    • Riesgo de enfermedad hepática
    • Obesidad
    • Cáncer de mama
    • Depresión
    • Problemas cardiovasculares: presión arterial alta, fibrilación auricular, accidente cerebrovascular y ataque cardíaco
    • Suicidio
    • Accidentes

¿Cuánto es exceso?

De acuerdo a las pautas dietéticas federales

Mujeres: cuatro o más bebidas en un período de dos horas.

Hombres: cinco o más bebidas para hombres en un período de dos horas.

Algunas personas no son conscientes de que su consumo de alcohol está siendo excesivo y con ello tampoco dimensionan lo que comprometen la salud. “Dicen, ‘¡Whoa! ¿Eso es beber en exceso? Eso es lo que bebo todas las noches’ ”, dice Piano.

Consumo de alto riesgo

Mujeres: cuatro o más bebidas en cualquier día u 8 o más bebidas por semana.

Hombres: cinco o más bebidas en cualquier día o 15 o más bebidas por semana.

Consumo moderado

Mujeres: una bebida por dia

Hombres: hasta dos bebidas por día

Fuente