Loading...

image

Los pies son una parte importante de nuestro cuerpo. Sin embargo, la mayoría de las veces tendemos a descuidarlos, a pesar de que los mantenemos corriendo día a día y con los tacones más altos para lucir espectaculares. Tus pies se merecen un mimo y muchas veces la pedicura termina siendo costosa para hacerla seguido. Por eso, no te pierdas la receta de exfoliante casero para pies a continuación para que puedas darle a tus pies el cuidado que se merecen.

Ingredientes:

Para hacer este sencillo pero útil exfoliante casero precisarás un bowl, una cuchara para mezclar y una jarra o recipiente para guardar el exfoliante. En cuanto a los ingredientes, necesitarás azúcar, bicarbonato de sodio, aceite de oliva y miel. Mientras que el aceite de jojoba o los aceites esenciales son opcionales y puedes agregarlos a gusto.

Procedimiento:

Súper fácil y sencillo: solo tienes que agregar una taza de azúcar en el bowl con dos cucharadas de aceite de oliva. Mezcla bien con una cuchara y evita usar las manos. Luego agrega dos cucharadas de bicarbonato de sodio y vuelve a mezclar. Añade las dos cucharadas de miel y revuelve bien para eliminar los grumos. Puedes añadir el aceite de jojoba o un aceite esencial para darle un rico aroma.

Revuelve bien y tendrás un exfoliante pronto para guardar y usar a menudo. Aplica este tratamiento exfoliante para los pies antes o durante la ducha y masajea en movimientos circulares. Concentra tu atención en las zonas ásperas. Una vez que enjuagues, notarás tu pies humectados gracias al aceite. Y también puedes aplicar este sencillo exfoliante para tus manos.