El drama entre Kim Kardashian y su marido Kanye West se ha intensificado con la fuerza como de un huracán. Luego de una serie de especulaciones surgidas la semana pasada sobre un supuesto episodio bipolar que el cantante vivía y que según se aseguraba, había provocado la huída de su mujer y sus hijos hacia California, ahora el rapero ha estallado en redes asegurando por medio de una serie de tuits -ya borrados- que lleva años “tratando de divorciarse” de Kardashian.

Kim que en medio de este drama había permanecido callada, ha optado por romper el silencio con otra serie de mensajes que han dejado a muchos boquiabiertos.

“He estado tratando de divorciarme de Kim desde que ella se reunió con Meek [Mill] en el [Hotel]Waldorf para [abogar] por la ‘reforma penitenciaria’, rezaba uno de los tuits del rapero de 43 años y que surgieron este martes en la red. “Meek es mi cuate y era respetuoso. Ese era mi gallo Kim estuvo fuera de sitio Yo valgo más de 5 mil millones de dólares y más que eso hasta Cristo Pero ustedes no escuchan a MJ y ahora todos le creen???”.

El mensaje se referiría a la reunión que Kardashian, de 39 años, sostuvo en noviembre de 2018 con dicho rapero para consultarlo sobre el tema de la reforma penitenciaria, algo en lo que ella se ha volcado y que incluso la ha llevado hasta la mismísima Casa Blanca para reunirse con el presidente Donald Trump.

El mensaje surge un días después de que Kanye publicara otra retahíla de posts asegurando que Kim quería “encerrarlo” en una clínica mental y que su suegra Kris Jenner “no tiene su permiso” de estar cerca de sus hijos, cosa que ha dejado a Kim sumamente irritada, según revelan fuentes a People.

Así las cosas, este miércoles Kim recurrió a sus redes para publicar estos mensajes y abordar el delicado tema de la crisis mental de su marido:

“Como ustedes saben, Kanye tiene un trastorno bipolar”, expresó Kardashian en su comunicado. “Quienes padecen de esto o tienen a alguien en su vida que sufre de esto saben lo increíblemente complicado y doloroso que es comprenderlo”.

“Nunca ha hablado públicamente de cómo nos ha afectado esto en casa porque protejo mucho el derecho a la privacidad de mis niños y de Kanye en lo que respecta a la salud. Pero hoy siento que tengo que hablar al respecto por el prejuicio y los conceptos erróneos que existen al respecto de la salud mental”.

“Para aquellos que entienden de salud mental o incluso de comportamientos compulsivos saben que la familia es impotente ante esto, a menos que el integrante [de la familia] sea un menor”, prosiguió la diva haciendo referencia quizá a las acusaciones de Kanye de que quería ingresarlo en contra de su voluntad. “El individuo mismo tiene que ser parte del proceso de recibir ayuda y no importa qué tan duro intente [ayudarle] la familia y los amigos”.

“Comprendo que Kanye está sujeto a las críticas porque él es una figura pública y sus acciones a veces pueden generar opiniones y emociones fuertes”, finalizó la estrella de Keeping up with the Kardashians (E!). “Él es un hombre brillante y complicado que encima de ser un artista y un hombre negro, pasó por la dolorosa muerte de su madre y que ha tenido que lidiar con la presión y el aislamiento que se acentúan al padecer un trastorno bipolar. Todos aquellos que son cercanos a Kanye saben en su corazón que a veces sus palabras no están alineadas con sus intenciones”.

Fuente